11.- Cumpleaños feliz.

Por la tarde la oficina estuvo en plena ebullición. El rostro de Ansúrez mostraba la preocupación de haber perdido el control de lo que ocurría en su propia empresa. Demasiadas filtraciones de datos para un supuesto experto en seguridad informática.

Lo primero que hizo fue llamar a Javier y echarle una bronca monumental. Fue despedido en el acto, sin contemplaciones, y le recriminaron las malas prácticas que habían empleado para quedarse con el caso. Al salir del despacho de Ansúrez dirigió una mirada cargada de odio hacia donde estaba Amanda, mirada que ella no vio, concentrada en su ordenador, intentando pasar lo más desapercibida posible.

Luis, Marta y Cristina, asomados a la puerta de sus respectivos despachos, se lanzaban miradas inquisitivas, intentando en vano comprender qué ocurría. Supusieron que Javier habría cometido algún error grave, y Ansúrez se había visto obligado a actuar. Pero se preguntaban qué podría haber motivado algo así. También les extrañaba que Amanda no se moviera de su ordenador, señal, a su entender, de que sabía algo de lo que estaba ocurriendo.

Tras la marcha de Javier, Ansúrez siguió realizando llamadas, aunque no parecieron muy provechosas, a juzgar por la cara que tenía cuando abandonó la oficina. Los demás se habían quedado demasiado inquietos como para concentrarse en el trabajo, y enseguida se reunieron en torno a la máquina de café. Amanda, por disimular, fue la primera en abordar el tema.
— ¿Qué ha ocurrido con Javier?
— Pensábamos que tú sabrías algo…
— ¿Por qué? Su trabajo y el mío no tenían nada que ver…
— Ha sido extraño. Por la mañana estaba tan normal, y ha sido llegar la tarde… y despedido. ¿No te llamó Ansúrez a su despacho esta mañana?
— Sí, quería saber cómo iba todo, qué tal me integraba, si estaba a gusto, y darme algunos detalles de lo que tenía que hacer.
— ¡Vaya! Pensábamos que tú nos podrías aclarar algo…
— Pues me temo que no…
— ¿Tienes algo que hacer cuando salgamos?
— ¿Yo? Lo cierto es que no.
— Es que hoy es mi cumpleaños, y me gustaría celebrarlo invitando a las tres chicas más guapas de la empresa…
— Y las más feas también. No hay otras…

Pronto llegó la hora de salir, y tomaron unas cervezas hasta las diez. Luis había reservado mesa en un restaurante de moda, de esos de platos cuadrados y raciones redonditas. Tras unas risas y los postres, siguieron unas copas en un bar cercano, prototipo de local donde el volumen de la música no te deja oír nada más. Marta y Cristina dieron la fiesta por concluida, pues al día siguiente madrugaban, Pero Luis y Amanda se quedaron a tomar otra más en un sitio más tranquilo.
— ¿Por qué no te has ido?
— Digamos que no tengo muchas ganas de llegar a casa. ¿Y tú?
— ¡Es mi cumpleaños! ¿Cómo podría invitarte si me voy?
— ¿Puedo preguntarte algo?
— ¡Claro! Pero antes déjame aclararte que tengo novia, estoy muy contento con ella, y si ahora no estamos juntos es porque está estudiando en otra ciudad.
— Mensaje recibido. Me caes muy bien, pero no tengo ninguna intención de molestar a tu novia, y tampoco me pillas en un momento muy… propicio. No, quería saber cómo lo haces para estar siempre tan sonriente. ¿Tanto te gusta tu trabajo?
— Es más una actitud ante la vida. Para dos días que estamos… Además, con poder trabajar me contento. ¿Sabes cuántas personas querrían hacer lo que yo hago? Me encanta oír el despertador…
— Marta y Cristina también parecen contentas…
— Bueno, tienen sus altibajos, como todo el mundo, pero son buenas compañeras…
— Al que todavía no conozco es a Kevin…
— Él no es como nosotros. No me interpretes mal, es buen chico, servicial, y muy inteligente. Pero…
— ¿Sí?
— Es el típico anarquista moderno. Le gustaría que no hubiera gobiernos, ni policía, ni ningún tipo de controles…
— ¡Pero eso no es viable! ¡Es evidente!
— No para él. Piensa que la sociedad debería autorregularse. Para él, los ejércitos son la mayor aberración que ha inventado el hombre.
— ¿Y qué hace trabajando en la empresa del hijo de un político famoso?
— Supongo que busca lo mismo que todo el mundo: un sueldo con el que pagar sus facturas, mientras su lucha anti-sistema da resultado.
— ¿No será uno de esos piratas informáticos que acceden a ordenadores de organismos oficiales?
— ¿Kevin? ¡No creo! Aunque no será por falta de conocimientos, desde luego. Apostaría lo que fuera a que es capaz de entrar en el ordenador del Pentágono sin dejar ni rastro.
— Suena alucinante. Tengo ganas de conocerlo. No imagino cómo puede ser alguien así. ¿Es como en las películas?
— Es un chico normal. Bueno, un chico normal con el pelo largo. Y gafas con cristales redondos de color naranja. Y camisetas negras de grupos de ‘rock’ duro. Y barba de chivo. Y…
— Un chico normal, ya veo.

Ambos rieron. El cerebro de Luis estaba aletargado por el alcohol. El de Amanda, en cambio, procesaba hiperactivo la información recibida. A las tres de la mañana dieron por concluida la celebración de cumpleaños.

Cuando sonó el despertador, pocas horas más tarde, Amanda sonrió. “¡Despierta, tienes trabajo! ¡Despierta, tienes trabajo!” Se sentía mucho más cerca de la solución.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Crónicas de Amanda y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a 11.- Cumpleaños feliz.

  1. Bueno, parece que el tal Kevin podría ser el implicado, pero como aquí todo es suspenso, la historia podría tomar otro giro.

  2. Azo dijo:

    Juer, pues yo estoy a oscuras por completo. Totalmente perdida!!!!

  3. Tengo que confesar, que no tengo ni idea de quién puede ser el culpable.
    Esperaremos los próximos capítulos.
    Un abrazo

  4. morgana43 dijo:

    ¡Me gustan los chicos normales! (y las barbitas de chivo)… Apuesto mi reino, contra tu madriguera (osera)…a que Kevin es legal
    Un saludo

  5. Ana Azul dijo:

    Yo a detective no me voy a dedicar, porque ahora mismo estoy perdidísima. No pillo al culpable ni de asomo. Chao
    Ana

    • Alan Rulf dijo:

      De eso se trata, de que te asomes, pero no pilles al culpable. 🙂 No sé si ahora habrá demanda de detectives, con la crisis, o todo lo contrario… Es una de las pocas salidas profesionales que no me he planteado. Todavía. 😆

      Saludos azules.

  6. Susana dijo:

    No puedo esperar otra semana. Un beso.

  7. aslaram dijo:

    Hola. Cuanto menos se espera, paff!!! cae el culpable.
    Kevin podria ser…bueno, no soy detective; espero el proximo capitulo.
    Desde un ciber te escribo; ya que el pc, esta chungo, y el sabado pasado se lo llevo el tecnico.
    Decidi cerrar el Word y Facebook
    Buen fin de semana
    Saludos

  8. Concha Huerta dijo:

    Esta Amanda no descansa ni de copas, que fiera. Un saludo

  9. Me gusta mucho tu blog 🙂 y la idea de ir contando diferentes historias por “fascículos”… simplemente genial. Una gran idea, en mi opinión. Estaba pensando en hacer algo del estilo, antes de ver el tuyo. Ya te contaré qué tal.
    Un saludo 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Me alegro mucho de que te guste, y espero que lo pases bien durante mucho tiempo. En cuanto a los “fascículos”, la idea es tan antigua como las novelas por entregas. El “problema” de los ‘blogs’ es que la extensión “admisible” (por los lectores, no por el sistema) es bastante reducida para desarrollar una historia medianamente compleja. 🙄

      Como también apetece escribir ese tipo de historias (con las características propias de las entregas, finales de capítulo que enganchen y similares), pues se hace, y ya está. Y si ya tenías ganas de hacerlo, pues anímate, y ya te contaré. 😆

      Saludos.

  10. Pues yo juraría que el sospechoso entonces es ese tal Kevin….bueno, eso sería lo lógico de pensar, pero…ahora viene mi sospecha: Pedro Luis, el supermega guay…va a ser …:) ¿o no? de quien menos lo esperas…ya sabes..jeje..

    Bueno por lo menos ya ve un poquiito de luz la pobre Amanda…a ver como para todo esto.. 🙄
    Te dejo besitos dorados y un café calentito para este frio siberiano

    • Alan Rulf dijo:

      Bueno, poco a poco se van sabiendo cosas. Ahora bien, sabiendo que vosotras sabéis me gusta sorprender, cada vez lo tengo más difícil. ¿No? 🙄

      ¿Será Luis, será Kevin, tendrá algo que ver el marido, o qué estará pasando aquí? 😆

      Saludos, y gracias por el café.

  11. Kathy dijo:

    He seguido la historia, es decir desde el principio, porque tanto tiempo perdida no encontraba el hilo, aunque leerla por si sola, por capitulo tambien es entretenida. Un abrazo y sigue asi escribiendo, cariños.

  12. mensnudum dijo:

    Creo que ya lo había dicho pero es que de todas las historias, esta es la que más enganchada me tiene y aunque no tengo mucho tiempo libre, a la mínima que puedo, me escapo por aquí y me lo leo con el café!!!!

    😉

    • Alan Rulf dijo:

      Aventuro que tiene algo que ver con tu relación con el mundo de las leyes… 🙄 Sea como sea, me alegro de que te guste y la disfrutes. Espero no fallar ningún jueves… 😉

      Saludos.

  13. Yo es que no tengo ni idea…. Kevin es el amante gay del marido de Amanda!!! 😉

  14. niphredil1 dijo:

    ¡Me encanta Alan, me encanta! Me da a mí que nos quieres llevar por tu camino con lo de Kevin, y… ¿si fuera otra estratagema de la empresa para dejar a Amanda por los suelos?¿Y si el dichoso Kevin no existiera para desviar a Amanda? Uuuuh ¡Esto está que arde!

    A ver con qué nos sorprendes.

    PD: espero que en uno de esos momentos que despiertes de la hibernación y salgas a comer un poco, veas como un entremés el último texto que he pulicado, ¡a ver qué te parece!

    Muchas gracias, un abrazo.

    • Alan Rulf dijo:

      Lo confieso, os quiero llevar por mi camino con lo de Kevin, pero… ¿para qué? El final lo tengo claro, aunque no sé cuántos capítulos faltan para terminar. Aún tienen que pasar algunas cosas. Pero me alegro de que lo disfrutes. No sé si lo he puesto alguna vez por aquí, pero una vez leí que la obligación del escritor es dar al lector lo que busca. ¿Y que busca el lector? Sentir emociones con la lectura. Y tu comentario indica que las sientes. Esto va bien. 🙂

      Saludos.

  15. Una dijo:

    Me esta gustando mucho, la he leído de tirón y he de confesar que me ha enganchado, Amanda es una protagonista estupenda y la intriga me apasiona.
    Abrazos.

  16. isabelamor dijo:

    Buensod ías de cine tenga usted osito blanco como va el frio siberiano bien?
    Bueno esto está tomando forma, ya sabesmos que Amanda y Luis nada de nada le ha habaldo bien clarito el chico y esto me gusta!!, ya verás como kevin le va a encantar a Amanda cuando lo vea!! alfinals eguro se lian…intriga total y mucha imaginación tengo yo ajajjaa me gusta liartela ajajaa
    Feliz día osito

  17. ¡Aja! ¿Con que quieres despistarnos eh? …pues lo has conseguido lo más fácil aca es apuntar hacia Kevin, pero lo más fácil no es lo tuyo asi que… yo voto por la opción de treintañera que Kevin es novio de su marido jajajajaja.
    La actitud de Luis muy buena
    Saluditos

Los comentarios están cerrados.