9.- Un as en la manga.

Jugar de farol era la única opción que tenía, al menos hasta que supiera por dónde iban los tiros. La actitud de Ansúrez era muy extraña, pero tenía que deberse a algo, y si lograba enterarse, tal vez le quedara alguna oportunidad.
— Por supuesto, me vendría bien conocer a Kevin, aunque ya tengo una opinión formada sobre él. Pero lo que no puedo entender es su cambio de actitud. No creo haber hecho nada que justifique ese cese inmediato.
— No tengo que dar ninguna explicación de mis motivos.
— Por supuesto, pero si los conociera, tal vez podría hacer alguna aclaración. Dado que lo que está en juego es mi empleo, es lo menos que puedo pedir.
— Digamos que las referencias que me han llegado de vuestro trabajo no se corresponden con lo que esperaba.
— Si está tratando de ajustar el presupuesto, no es conmigo con quien debería hablarlo…
— Esto no tiene nada que ver con el presupuesto.
— Entonces… ¿con qué tiene que ver? ¿O tengo que adivinarlo?

El gesto de Ansúrez no daba lugar a concesiones. Amanda decidió arriesgarse.
— Tal vez le hayan hablado de un falso caso de infidelidad que me encargaron.

Amanda vio como el rostro de su interlocutor mudaba al asombro y luego a la sospecha desconfiada, mientras ella parecía una jugadora de póker. Aparentaba mantener la calma y trataba de dominar la situación, aunque por dentro era un mar de dudas.
— Explícate.
— Nos contrataron hace poco para investigar a un supuesto marido infiel, pero no era marido, ni era infiel. Era un actor, igual que la supuesta amante, y también lo era la pretendida cliente cornuda. Por supuesto, en mi informe confirmé la infidelidad.
— No te entiendo.
— Estaba claro que nos estaban tendiendo una trampa, y preferí darles cuerda para que se ahorcaran ellos mismos.
— ¡Pero tú los descubriste!
— Por supuesto.
— ¿Me lo puedes demostrar?
— ¿Te basta con el informe del caso? No tengo más que imprimirlo…
— Hazlo, te espero.

Tenía ese documento en su memoria portátil, así que no tuvo más que abrirlo en su ordenador y enviarlo a la impresora. Aprovechó para pensar, y a pesar de que le resultaba sospechosa la actitud de Ansúrez, no tenía claro que lo que le estaba contando sirviera para algo. Al menos había conseguido captar su atención y ganar tiempo. Grapó las hojas que salieron por la impresora y se las entregó a Ansúrez, quien las leyó con suma atención. Pasado un rato de silencio que a Amanda le resultó muy embarazoso, Ansúrez habló.
— La investigación que te encargué es muy importante para mí.
— Lo sé.
— Tanto, que decidí no depender sólo de una agencia de detectives, y realicé el encargo a dos empresas. Por supuesto, ninguna de ellas debía saber lo de la otra hasta que fuera necesario.
— No es muy habitual, pero lo comprendo.
— Vuestros competidores lo descubrieron, y me entregaron un informe en el que tú llegabas a unas conclusiones completamente erróneas. Tu profesionalidad y eficacia quedaba por los suelos. En esas condiciones, prefería quedarme sólo con ellos.
— Es lógico.
— Claro, yo no podía saber que ellos te habían tendido una trampa en la que no habías caído, y la habías vuelto contra ellos…
— No se preocupe, no tiene que justificarse.
— En tu informe queda claro que lo descubriste todo, incluso la identidad de los actores y la agencia para la que trabajaban. Pero no consigo entender cómo lo relacionaste con Javier.

La boca de Amanda dibujó una sonrisa para ocultar la sorpresa que le produjeron esas palabras. ¿Javier? ¿Qué tenía que ver Javier en eso? Con todo lo dicho, era evidente que él era el investigador de la otra empresa, que había recibido el mismo encargo que ella, y eso explicaba las preguntas que hacía constantemente, pero… ¿por qué pensaba Ansúrez que ella había relacionado a Javier con el caso de los actores?

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Crónicas de Amanda y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a 9.- Un as en la manga.

  1. Amanda se encuentra entre la espada y la pared, seguro que saldrá airosa de la pregunta y podrá responderlo con soltura porque tendrá otro as escondido en la manga.
    Estaré deseando conocer la respuesta de Amanda

  2. bypils dijo:

    ¿Por qué?
    Acaban de darle otra pista a Amanda Holmes para que siga resolviendo el puzzle.
    Y no tengo ni idea de cual… ; – )
    Saludos

  3. winnie0 dijo:

    ¿Por qué presiento que Amanda siempre va a sorprenderme? Un beso

  4. Ana Azul dijo:

    A esta mujer la crecen los enanos. Joeeer.
    Besos
    Ana

  5. Susana dijo:

    Vaya, no nos hagas esperar tanto para la continuación. Un beso.

  6. Vane dijo:

    He vuelto! Poco a poco me iré poniendo al día!
    Espero que el año haya comenzado muy bien!
    besines

  7. aslaram dijo:

    Hola. Amanda…¿Que se traera entre manos? Creo que reserva algo importante , que no deja de sorprenderme.
    Buen fin de semana
    Saludos, hombre invisible

    • Alan Rulf dijo:

      Amanda acaba de decir todo lo que sabe, y ni siquiera tenía claras algunas cosas… De hecho, ha dicho más de lo que sabía. ¡¿?!

      Saludos.

  8. gaviotasinamor dijo:

    Pues Amanda es como yo digo muy lista, para que luego digan de las muejres,
    buen as…no me esperaba esto la verdad.
    Feliz fin de semana oso perdido
    Beso escueto

    • Alan Rulf dijo:

      Sí es lista, sí… Hay mujeres más listas y mujeres menos listas, lo mismo que pasa con los hombres. La inteligencia no es cuestión de sexo.

      Saludos. escuetos.

  9. mensnudum dijo:

    Carambas… estoy muy intrigada con Amanda y su vida y sus trabajos y….¿no puede ser mañana jueves otra vez? Sólo por esta semana, va…

    Saludos findesemaneros!

  10. Concha Huerta dijo:

    Pero como se están complicando las cosas. Yo la verdad estoy más perdida que Amanda. Un saludo

  11. Emy Tecuento dijo:

    BIEN por Amanda, ha conseguido un Full!
    ¿Para cuando la Escalera de Color?… es muy lista, me da que aun le queda un as en la manga 😉

    • Alan Rulf dijo:

      En efecto, es muy lista, pero en este caso le están pidiendo más de lo que tiene. De momento ha salido airosa, pero todo es un misterio. 😉

      Saludos.

  12. Azo dijo:

    Ya no me atrevo a aventurar nada.
    Llamaria a Colombo, pero el pobre está un poquito muerto..
    Amanda tendrá q salir de esta y saldrá

  13. gOtaSmaR dijo:

    los faroles siempre tienen su riesgo asi que en ascuas me quedo… como siemmpre por otro lado…. mientras bajo de Babia intentaré pensar en como acabará esta historia porque la vida de amanda es muuuuuuuuuy agitada!!!

    alan … no te nos hagas de rogar anda… y ponte al lío pronto!

  14. Pero entonces..el señor Antúnez también estaba jugando sucio, al tener otra empresa de investigación paralela sin decir nada a Amanda no? ufff….creo que me estoy perdiendo, o yo estoy espesita hoy…confío en Amanda, la pobre se merece algo bueno…que ya es hora!
    Más besitos por aquí…

    • Alan Rulf dijo:

      Pues muy limpio no era, pero tampoco ocultaba nada vital para la investigación… Ahora bien, ¿por qué la otra agencia sabía que el encargo se haría también a la empresa de Amanda?

      Saludos.

  15. Cómo la lías eh?? cómo la lías!!
    Esto está bueno

  16. Un poco de suerte, un poco de intuición y mucha inteligencia para armar todo, excelente trabajo de Amanda.
    Saluditos

Los comentarios están cerrados.