14.- Mareando la perdiz.

Los ojos de Amanda estaban tan abiertos como su boca, por la que asomaba una sonrisa de incredulidad.
— ¿Pero cómo se te ocurrió hacer eso? ¿En qué estabas pensando?
— Sería un poco largo de explicar. Digamos que lo hice, y punto.
— No termino de entender lo que pretendías, pero me parece muy divertido. ¿Querías averiguar si quedaría con otra chica? Pues ya lo sabes. Lo que ha hecho es lógico. Al fin y al cabo, tú le dijiste que sólo querías que fuerais amigos. Y un amigo puede salir con quien quiera…
— No es tan sencillo. Nunca lo es.
— Que sí, Carolina. Que las cosas son muy sencillas, y somos nosotros los que las hacemos complicadas. ¿A ti te gusta? ¡Pues a por él! ¿Que no te gusta? ¡Pues déjalo tranquilo! Lo demás es marear la perdiz.
— Tú siempre tan… directa. Hay muchos factores a tener en cuenta. Terceras personas, por ejemplo.
— Bueno, no te voy a convencer. Pero… dime al menos si ha contestado al mensaje.
— Sí, ha contestado.
— ¿Y?
— Francisco ha quedado mañana por la tarde con “la Bucanera del Pisuerga”.
— ¿La Bucanera del…? ¡Pero mira que eres peliculera…! ¿De dónde te has sacado ese nombre? De verdad, eres… la monda.
— Me pareció un alias apropiado.
— Desde luego, tiene su puntito. A los tíos tiene que parecerles irresistible. Con ese nombre, la cita estaba conseguida.
— Ya estás otra vez simplificándolo todo. Si fuera tan fácil, todas las tías usarían un alias así.
— Bueno, déjalo. Y… ¿qué vas a hacer?
— Pues… ir a la cita.
— ¿Así, sin más?
— ¿Tengo otra opción? O voy, o lo dejo plantado…

◊ ◊ ◊

El sábado, Francisco acudió a su cita puntual, con una cosilla en el estómago que llevaba horas allí, como siempre que se percibe algo emocionante en el ambiente. Habían quedado en “La Tetería”, un bar con decoración oriental en cuya carta abundaban las infusiones. Llevaba una camisa negra para que “La Bucanera” lo pudiera reconocer, aunque no estaba muy seguro de nada.

Diez minutos más tarde, con su café con hielo terminado, las dudas habían aumentado considerablemente, mientras se repetía que diez minutos de tardanza era algo habitual que podía deberse a muchas razones. Pero en las esperas el tiempo se hace terriblemente lento. Miraba la puerta del bar deseando que se abriera.

Pero no se abría.

Quince minutos tarde.

La puerta se abrió y entraron tres jóvenes con muchas risas. Ninguno de ellos podía ser “La Bucanera del Pisuerga”. Volvió a mirar a los clientes del bar. No había ninguna chica sola. Se le acercó el camarero.
— ¿Es usted Francisco?
— Sí, ¿por?
— ¿Está esperando a alguien?
— Sí.
— Acaba de llamar por teléfono. Dice que llega enseguida. Problemas de tráfico y de aparcamiento. ¿Le pongo algo mientras tanto?

Cinco minutos después se abrió la puerta con energía, y una chica entró con prisas en “La Tetería”. Echó un vistazo rápido al local mientras trataba de normalizar su respiración, y se acercó con dudas a Francisco.
— ¿Eres Francisco?
— Sí, y tú eres…
— … La Bucanera. Perdona la tardanza. Se me complicó todo a última hora, y el tráfico remató la faena. Menos mal que se me ocurrió llamar al bar, no tenía tu número de móvil.

Francisco se la quedó mirando entre intrigado y divertido. Cosas así no ocurren todos los días.
— Bueno, mujer, no te preocupes y siéntate. No ha pasado nada. Pero me gustaría saber cómo te llamas, porque no creo que “Bucanera”…
— No, tienes razón. Será mejor que me llames por mi nombre: Amanda.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Lo que queda al despertar. y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

48 respuestas a 14.- Mareando la perdiz.

  1. Profa. Elizabeth Vargas dijo:

    Jajajaja!! Lo que son capaz de hacer las amigas… Amanda no sabe lo que hace, ahora sí que la historia se va a enrredar jajajaja!!!

  2. ¡Vaya! Me gusto el giro que le diste a la historia, inesperado, muy a tu estilo.
    Solo que… bueno eso de andar de celestina, a veces no es muy conveniente :), las cosas pueden complicarse y una de las partes terminar no muy contenta. Lo mejor sería como lo dijo Amanda al principio ( y como lo dicen ustedes) ir a por el.
    Osito bonito 🙂 te envío un gran saludo.

  3. Ana Azul dijo:

    Esto se lía seguro… la leche como somos de enrevesadas las mujeres.
    YA veremos que pasa. Chao
    Ana

  4. Susana dijo:

    No parece muy sensato empezar la relación con un engaño. Espero impaciente. Un beso.

  5. aslaram dijo:

    Hola.
    Ana tiene razon; somos muy enrevesadas, pero eso de ir de celestina…pues a va a ser que no.
    Solo va a por Francisco
    Buen fin de semana
    Saludos

  6. Emy Tecuento dijo:

    ¿Sabes, Alan?… bueno, ¡claro que lo sabes!, jeje, nos vamos conociendo 😉
    Te lo cuento igualmente: ¡CUÁNTO ME GUSTA AMANDA PARA FRANCISCO!
    Solo he tenido que “oírle” decir …¿A ti te gusta? ¡Pues a por él! ¿Que no te gusta? ¡Pues déjalo tranquilo! Lo demás es marear la perdiz… y he pensado, ¡esta es de las mías!
    Sensata y divertida… no me parece que mienta, solo está ocultando el motivo por el cual está ahí, ¡ya habrá tiempo para dar explicaciones!
    La cuestión es 🙄 ¿solo se lo estará ocultando a Francisco?
    Jejeje, me lo estoy pasando pipa!!!

    ¡Feliz finde, Alan! 😛

    • Alan Rulf dijo:

      El problema es que, si se lo está ocultando a Carolina, le está haciendo una jugarreta bastante fea, ¿no? ¿Qué pasaría? ¿Lucharían entre ellas? ¿Romperían su amistad por un ligue? ¿Y si ese ligue pudiera ser algo más?

      La cuestión en esta historia, y creo que en todas, es qué sabe cada uno, y en ese “uno” incluyo a los personajes y también al lector. Porque el autor lo sabe todo, claro. 😛

      Te cuento, saludos. 😆

  7. Intrigante capítulo, pero en tu respuesta a Emy hay un error que conviene subsanar: “el autor lo sabe todo” ERROR, no has contado con que los personajes se rebelen, y te dejen chafada la historia.
    Un abrazo, Alan

    • Alan Rulf dijo:

      Pero yo conozco el final, y dirijo a los personajes hacia ese momento. Su margen de maniobra (y por tanto su posibilidad de rebelión) es mínima. De otra forma no funcionaría. Y si no les gusta, que se vayan a otro ‘blog’. Aquí trabajamos así. 😛

      Reconozco que según avanzamos, me cuesta más decir lo que tengo que ir diciendo y callar lo que tengo que callar. Para no chafar la historia, precisamente. Y encontrar motivaciones para las acciones que me interesan es a veces complicado. 🙄

      Saludos de autor omnisciente.

  8. lehahiah0909 dijo:

    Ey ey ey juro por Arturo que según leía lo pensé …a que va Amanda pero yo imaginé que era Carolina quien se lo pediría, vete tú a ver que pasa…ahora veo en un coment que abres la posibilidad de que Amanda actue por su cuenta….ummmm eso sería una jugarreta fea..no?? nonononono…son buenas amigas..verdad??
    Digo que la expresión de mareando la perdiz ¿cuantas veces la dire yo?ajjajjajjaj…
    Venga esto va tomando un rumbo peligroso eh?? aqui alguien va a salir mal parado…uyyyyyyy que si que siiiiiiiiiiiiiii…..
    Besitos osi……

  9. Lo sabíaaaaaaaaaaa…lo sabiaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! jajajajaj….Jo, ya has desvelado el secreto con la última palabra “Amanda” y yo pensando a ver si lo dejaban colgado en el aire, para venir yo yyyy……….intuir que era ella! ains madre, vaya follón se va a montar no? pero osito, dime una cosa…Amanda fue porque le apeteció sin decir nada a Carol? o fue Carol la que para salir de ese apuro le convenció para que se hiciera pasar por ella? uisch uisch…que esto me huele a chumasquina jajaj! ..No, si al final…lo que me estoy imaginando desde el principio. ¿Se enamorará Francisco de Amanda? y otra cosita que me tiene intrigada..ejem….¿Le ocurrirá a Fran en esa cita lo mismito que le ocurrió con Carol? bueno…ya sabes a lo que me refiero..jjjjjj 🙂
    Ains dios, esto está que arde…como luego dicen : el que juega con fuego…al final se termina quemando..ya verás tú…ya verás 😉

    Feliz finde Alan…que descanses y te diviertas 😀 muakkkkkkkkkk!

  10. Oooooooooooo….. A mí me parece que Amanda “se las trae”… Esta mujer se enamora de Francisco, y aquí se arma el bolonqui!!!!! …
    Y claro, la perdiz de Franciso…mareadísima…jajajaja 😛
    Besos con burbujas!!!

  11. zambullida dijo:

    ¡¡Madre del amor hermoso!! ¡¡Jesús, María y José!! Son ganas de enredar, la verdad. Me estoy empezando a apiadar de Francisco.

  12. Algo que debería ser sencillo se complica. Las personas (llámese Carolina, llámese Francisco) nos complicamos la vida innecesariamente.
    Que Carolina le gusta Francisco y vicerversa, pues adelante, que no, pues nada. 🙂
    Me recuerda al perro del hortelano, ni come ni deja comer. 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Pues en la vida real es mucho peor… No siempre puede ser lo que nos gustaría, pero no nos resignamos a que no sea… 🙄

      Saludos (¡guau!)

  13. onlyanurse dijo:

    Checho checho checho!! Jeje

  14. gaviotasinamor dijo:

    Buenooo como la has liado osito ajajajaa pues yo creo que Amanda va por su cuenta…te lo digo por experiencia ajajaa, seguro que Carolina no sabe nada y se arrepintió al final y pensó no ir y claro la otra aprovechó la ocasión, porque Francisco le da mucho morbo ¿o no sería demasiado fácil verdad? bueno pues ya nos dirás, vaya intriga una semana más¿ por qué no haces capítulo los lunes tambien? es una sugerencia Osito
    Saludos de sábado un poco menos escuestos
    Carmen

    • Alan Rulf dijo:

      Esa historia es de los jueves, y no quiero ampliarla a los lunes por varias razones, entre otras porque me viene bien una semana entre capítulo y capítulo para idear lo siguiente, y para daros tiempo a comentar.

      Lo que sabe cada uno de los personajes se irá descubriendo poco a poco. 8)

      Saludos de lunes (no he podido antes 😛 )

  15. gaviotasinamor dijo:

    Feliz domingo oso! me imagino que estás de fin de semana …venga sacanosd e la intriga y haz caso a mi sugerencia hombre!!

  16. Madre mía, a estas tías les pones mucho maquillaje y una buena cirugía plástica de pecho, y es una novela venezolana pero bien escrita.. y encima como voy leyendo todo con retraso, supongo que por aquí tendré el siguiente capítulo. ¡Estoy intrigada!

  17. Donde estas ositooooooooooo

  18. flori dijo:

    Amanda…, no creo que Amanda provoque el mismo efecto que Carolina, quizá le cause alguna sensación o sentimiento, pero no lo mismo; y en consecuencia Francisco se dará cuenta de lo especial que fue Carolina…, me equivoco, no lo sé… 🙂
    Un abrazo.

  19. niphredil1 dijo:

    ¿Por qué huele tanto a encerrona? jajaj

    Me imagino que Carolina no quiso ir en el último momento, se lo dijo a Amanda y esta aprovechó (espero no ser mal pensada) pero como fuera así… menuda amiga, porque se nota de sobra que Carolina aún siente algo por Francisco, y si se hizo pasar por otra persona eso confirma sus sentimientos.

    Si fuera así como primero me ha venido a la mente (dicen: piensa mal y acertarás) al final se liará todo: Carol se enterará, se enfadará, quedarán sin ser amigas, la otra se va con Fran… el único problema es que tal vez así no tuviera más giros la historia y poca cosa más que contar… Como poder, existen tantas posibilidades…

    Así me gusta Alan, que nos tengas a todos/as enganchados/as con la historia, con sus cien mil vueltas, con realismo y situaciones inesperadas.

    Un saludo!

    • Alan Rulf dijo:

      Supongo que, si no tuvierais que esperar al siguiente capítulo, no os plantearíais tantas posibilidades: Seguiríais leyendo, y ya está. 😛

      Cuando dices “la otra se va con Fran”, imagino que por “la otra” te refieres a Amanda, ¿no?

      Esta noche más…

      Saludos.

  20. annefatosme dijo:

    Me parece que las amigas se van a volver enemigas! Esta historia se podría volver un thriller???
    En todo caso me parece que Francisco se está metiendo sin saberlo en una verdadera intriga!
    Un texto chispeante… como siempre.
    Un abrazo,

  21. mensnudum dijo:

    Esta semana voy tarde pero la recompensa es que tengo dos capítulos en uno!! 😉

    Saludos,

Los comentarios están cerrados.