11.- No, no, y no. Y tampoco.

— ¿Qué?
— Sí, Francisco. Incluso me atrevería a decir que ella te sigue importando a ti. Si no, no te afectaría tanto todo lo relacionado con ella.
— No, no, no. Espera un momento…
— Como comprenderás, no pienso empezar ninguna relación así. Y ahora es mejor que me vaya. Ya seguiremos hablando.

La perplejidad de Francisco fue absoluta. Incapaz de reaccionar, vio cómo Carolina se subía al coche y se alejaba de él. Volvió hacia el lugar donde había aparcado sin ser muy consciente de lo que ocurría a su alrededor. Podía entender lo que le habían dicho, pero no compartía las premisas. ¿Que aún quedaba algo entre él y su ex? Eso era ridículo. Ojalá pudiera no volver a verla, ojalá se fuera con alguien y le dejara tranquilo de una vez por todas. Era cierto que aún tenían varias cosas en común, es decir, un hijo, una hipoteca, y algunas propiedades. Pero eso no implicaba nada en el plano afectivo. Francisco estaba enamorado de Carolina.

¿Cómo había llegado a esa situación? Él no quería enamorarse. No pretendía tener una relación especial con nadie. Sólo buscaba una amistad que le permitiera compartir los pocos momentos de soledad que le incomodaban. Y entonces…

Entonces la había conocido. Y encajaban demasiado bien, como las piezas de un puzle que sabes que podrán estar juntas o separadas, pero que cualquier intento de encajarlas de otra manera será inútil, porque no es que esas piezas puedan estar unidas, sino que esas piezas SON unidas.

Cada paso que lo separaba de Carolina hacía que retumbaran en su cerebro esas dos palabras, “sólo amigos”. No tenía ningunas ganas de sonreír ante ese clásico tan temido en las relaciones, como cuando te dicen “tenemos que hablar”, o “creo que no te implicas lo suficiente”.

¿De verdad tenía todo que ser tan difícil? ¿No bastaba sólo con quererse, con amarse sinceramente, con compartir la vida?

No existía la más remota posibilidad de que él volviera con su ex. Eso lo tenía clarísimo. Rotundamente no. Frases tópicas acribillaban su cabeza, como “por encima de su cadáver”, o “aunque fuera la última mujer del planeta”. Él no lo veía tan complicado, la relación no había funcionado, y tenían todo el derecho del mundo a vivir tranquilos sin estar atados a la otra persona de forma innecesaria. Y en cuanto a su disfunción orgánica, había quedado bien claro que las causas eran realmente desconocidas, y que no tenía por qué repetirse. O que podía volver a ocurrir en ausencia de Carolina. Por eso, como causa de ruptura era absurda.

“Sólo amigos”. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta comprobar que esas dos causas no constituían ningún impedimento para estar juntos? ¿Y ahora qué? ¿Aceptaba la “sólo amistad” para ganar tiempo e intentar convencerla? ¿Lo estaba probando, quería comprobar si ella realmente le importaba? Francisco, como persona inteligente que era, hacía tiempo que había renunciado a comprender los razonamientos femeninos. Había situaciones en las que, hiciera lo que hiciera, obraba mal. En otros casos era todo lo contrario. “No” a menudo quería decir “sí”. Y la respuesta correcta dependía con frecuencia de la mujer que planteara la pregunta.

Francisco tenía una mente bastante intuitiva, calculadora, eminentemente científica, pero no era adivino. En consecuencia, hizo lo que le dictaba su forma de ser, convencido de que probablemente no beneficiara a su relación con Carolina, pero seguro de que si obraba de otra forma, lo haría en contra de sus convicciones.

Dejó pasar la noche, pues odiaba tomar decisiones rápidas de las que luego podría arrepentirse, y a la mañana siguiente envió desde su ordenador un mensaje a Carolina.

«Hola, Carolina: Respecto a lo que hablamos ayer, sabes que no comparto tu punto de vista, pero por supuesto respeto tu decisión. Me importas demasiado para que podamos tener una relación de amistad. No podría quedar contigo sin desear abrazarte, besarte, sentirte… Sería perjudicial para ambos. Podría fingir que acepto para intentar que cambies de idea, pero supongo que no te gustaría, ni a mí. En consecuencia, y por el bien de ambos, no seremos amigos. Si decides no ser nada más, no quedan muchas opciones.»

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Lo que queda al despertar. y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

66 respuestas a 11.- No, no, y no. Y tampoco.

  1. winnie0 dijo:

    Qué complicados son el AMOR y la AMISTAD. Bellos pero complicados.
    Un beso

  2. Me encanto, muy bien manejado, veo que incluiste algunos de los comentarios del post anterior, como una de las preguntas que se planteaba Francisco
    Muy inteligente, desde que renuncio a entender los “razonamientos femeninos”. Me parece excelente la solución que al final tomó, sin medias tintas.
    Aunque Caro quedó entre la espada y la pared; lo más claro y lógico es que ella reconozca también sus sentimientos y acepté una relación con Fran… aunque en la extensa tierra libre que domina el autor todo puede pasar 😉
    Saluditos 🙂

    P.D Urge buscarle un novio a la ex 😦 u otro que hacer que estar fastidiando a Fran.

    • Alan Rulf dijo:

      Me alegro de que te gustara. Habrá quien esté de acuerdo, otros pensarán que es una estrategia, y otros no aprobarán su actitud. Pero Francisco es así…

      Desde luego, aquí, como en todas partes, todo puede pasar. La cuestión es ¿qué será lo que pase? Voy a tener que ponerme a pensar cómo seguir…

      Saludos. (Y buena P.D.)

  3. Ahora estamos hablando….

    Es cierto, las mujeres somos medias complicadas y a veces decimos no cuando queremos decir sí, pero los hombres no tienen por qué entendernos, con que nos amen es suficiente 😉
    ¡Me encantó! Francisco nos ha enamorado, creo que Carolina está derretida al otro lado jeje!!!

    Ya quiero saber la respuesta de Carolina….

  4. Reconozco nuestra complicación, es cierta y también es cierto que a los hombres les dejamos hechos “papilla”, no saben a que carta quedarse.
    La solución que le ha dado Francisco me parece lo más razonable. La última palabra la tiene Carolina. ¿No tendrá miedo a tener otra relación?

    • Alan Rulf dijo:

      Doy fe de la “papilla”. 😛

      Carolina tiene miedo de volver a sufrir. Lo pasó muy mal en su separación, y volver a exponerse, a quedar vulnerable, no le apetece nada. Pero no es cuestión de apetencias.

      Le toca hablar a ella, pero no será la última palabra. Eso creo, al menos.

      Saludos, Meme. 😆

  5. bypils dijo:

    Carolina es la parte real de la vida.Francisco, con ese mensaje final, le ha dado el toque de película…romántica.
    Por lo menos en este tramo…Ahora, a esperar …
    Característica Rulfiana :en pequeñas dosis,para que te enganches…Ya lo estoy. ; – )

    • Alan Rulf dijo:

      Yo no me los he planteado como uno “real” y otro “de película”, pero sus formas de ser son distintas, y puede que no andes tan descaminada.

      Lo de las pequeñas dosis… es lo de siempre. Un capítulo semanal, y que no sea muy largo, para que no asuste a los lectores. Podemos decir que cada semana pasa una cosa. Para que os enganchéis, pero sobre todo para que avance la historia.

      Saludos.

      (Por cierto, mi teléfono móvil se ha rebelado. En cuanto consiga dominarlo, lo sabrás).

  6. Todo lo sencillo suele ser lo más complicado.
    Saludos.

  7. gaviotasinamor dijo:

    Buenos días, pues yo discrepo como siempre ajajaja para que esto no sea aburrido, creo que Francisco va demasiado deprisa, que no se conocen lo suficiente, como para estar tan enamoradísimo, podrian fracasar enseguida, porque para mi eso es de momento enamoramiento, Carolina es mucho más sensata… y prefiere ir más despacito,creo que no van a perder en tren. y el gato escaldado!!
    Bueno es mi opinión, pero claro como escribe un hombre, pues eso
    Feliz viernes osito

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Qué pasa con que escriba un hombre?

      Incluso sin estar enamoradísimo de la muerte, en determinadas circunstancias suscribiría lo que ha dicho Francisco. Yo he conocido chicas de las que no querría ser amigo. Me gustaban demasiado para eso. O todo, o nada. Fue nada, claro :P, pero mejor eso que pasarlo mal, y no me arrepiento.

      Saludos.

      • gaviotasinamor dijo:

        No PASA NADA QUE ESCRIBA UN HOMBRE, SÓLO QUE SENTÍS DE DIFERENTE MANERA ERA ESO NO TE OFENDAS HOMBRE!
        HABLAS COMO SI FUESE REAL ESTA HISTORIA ES ASI? AJAJAA
        SALUDOS

  8. zambullida dijo:

    Así me gusta: con decisión y , determinación para defender sus posturas.

    Es cierto: hombres y mujeres vemos lo mismo desde distintas perspectivas, es lo que hace la relación más interesante, aunque, a ratos, la complique.

    En cuanto al puzzle, durante el enamoramiento se ve en el otro aquellos rasgos que uno siempre quiso encontrar en alguien, pero no los verdaderos. Transcurrido un tiempo, y sobre todo si hay convivencia de por medio, uno se pregunta: “¿me lo/la habrán cambiado?” La idealización del otro es inevitable, pero se tarda tiempo en comprobarlo; nos ocurre a todos.

    • Alan Rulf dijo:

      Conozco a un sacerdote serio y respetable que sostiene que casarse enamorado tendría que ser motivo válido de nulidad del matrimonio, porque no estás en pleno poder de tus facultades mentales. Sé que es complicado que la sociedad acepte esa idea, pero no le falta razón. Cuando estás enamorado, estás atontado. Sin faltar.

      Saludos.

  9. yo también creo que él va muy deprisa

  10. Susana dijo:

    Estoy de acuerdo en que es difícil mantener sólo amistad con alguien que ha sido algo más.

  11. Una dijo:

    Tienes razón hombres y mujeres somos mundos distintos en cuestión de sentimientos.
    Que están ilusionados los dos no hay duda, pero un ultimátum como este no creo que sea acertado, seguro que encuentran alguna forma de llegar a buen puerto.
    Que pases un feliz día

    • Alan Rulf dijo:

      Es que es muy complicado. Francisco ha sido incapaz de prever las consecuencias de cada posible opción, y ha optado por ser sincero y decir lo que pensaba. ¿Le saldrá mal? Es posible… Acaso tuviera que ser así…

      Saludos.

  12. aslaram dijo:

    Hoa.
    Quien mucho corre, pronto para.
    Buen fin de semana
    Saludos

  13. mensnudum dijo:

    No por llevar la contraria, pero no sé si esto es cosa del amor o de la forma que tenemos de relacionarnos las personas.
    ¡¡Joup!! 😦

    Saludos,

  14. aslaram dijo:

    Hoa NOOO, Hola, siiiii

  15. Concha Huerta dijo:

    Al menos es una persona que sabe lo que quiere que ya es mucho y además valiente. Cuantos se habrian amedrantado y dejado correr el tiempo antes de tomar una decisión como esas. Bien por el prota. saludos

  16. Emy Tecuento dijo:

    Como bien ha señalado Zambillida, no creo que se conozcan lo suficiente para que Francisco sepa que su puzzle con Carlina es el perfecto… 🙄 ¿existirá alguno en las relaciones afectivas?
    Lo percibe como tal porque está sufriendo ese enajenamiento mental propio de un flechazo.

    Personalmente, una mujer que desconfía tanto como Carolina hasta el punto de sentirse “amenazada” sin motivos por la ex, no me parece la persona idónea para rehacer su vida. ¡Uff, lo que se la iba a complicar Francisco entre las dos! jeejeje

    ¡Desde el cariño! 😀

    • Alan Rulf dijo:

      Hay veces que tienes esa certeza. Luego, a menudo estás equivocado. Pero mientras lo has vivido como si fuera perfecto.

      Una relación te complica la vida terriblemente. Dos… ni te cuento (Mira, como tu apellido 😛 )

      Pobrecillos. En el fondo, me dan pena. Están a mi merced. ¡Que no les pase nada!

      Saludos.

  17. annefatosme dijo:

    No me parece que Francisco no entienda la psicología femenina! Su mensaje a Carolina demuestra todo lo contrario! Qué mujer se resistiría a estas palabras? Ninguna!
    Un abrazo,

  18. lehahiah0909 dijo:

    La pelota en el tejado de Carolina…suspense…..

    Besitos con alas para ti…..

  19. Ana Azul dijo:

    Ostras se la ha jugado a todo o nada. A ver si la jugada le sale bien.
    Besicos
    Ana

  20. gOtaSmaR dijo:

    uffffffff.. si me hicieran eso a mí lo vería casi como un ultimatum y sólo por eso puede que hasta me molestara, nunca me ha gustado que me presionaran en mis decisiones y si no estoy segura de tener una relación con alguien, al menos en principio, por inseguridad, o por los motivos que fuera, la presión es lo último que yo admitiría y una manera de disipar mis dudas…. sin embargo , por otro lado,( soy libra ya sabes si no siempre dudando,..) el sentimiento de poder perderlo para siempre me haría pensar si realmente me interesa tanto ese hombre…. lo cual… fijaté que yo misma me acabo de inventar toda la pelicula ya…. con lo cual como decía, seguramente pasaría y si con el tiempo no consigo olvidarlo , lo llamaría porque pensaría que tomarme mi tiempo es respetable y si realmente me quiere cuando lo llamara él estaría ahí para escucharme… ese sería el riesgo y la vida es eso no??? una aventura por si misma y los riesgos a veces son necesarios….

    preferible arrepentirse por lo que se ha hecho que arrepentirse de porqué no hice algo que realmente me apetecía…..
    teoría gotas ya sabes……..

    ascuas.. me tienes en ascuas…

    • Alan Rulf dijo:

      Espero no tener que recurrir al “Cuatro semanas más tarde…”

      Lo malo (y lo bueno) de esperar un tiempo, es que la vida sigue. Para ambos.

      Estoy de acuerdo en que es mejor arrepentirse de haber hecho algo, que de no haberse atrevido a hacerlo.

      Si te tengo en ascuas, arrímalas a tu sardina. 😆

      Saludos.

  21. Mirá…, osito… decile a Francisco, que cuando pensó: “como persona inteligente que era, hacía tiempo que había renunciado a comprender los razonamientos femeninos”, está bien, pero decirle a Carolina que se da por vencido, no.
    A REMARLA Francisco.
    Nosotras queremos que LUCHEN… No queremos que respeten nuestras decisiones…

    • Alan Rulf dijo:

      Ni creo que Francisco se haya dado por vencido, ni creo que es eso lo que le ha dicho a Carolina. Ya que lo planteas como una lucha, podríamos decir que él ha eliminado la opción que menos le gustaba, y ha dejado otras dos. En función de la jugada de su oponente, responderá de una forma o de otra. Aún queda mucha partida, estamos terminando la apertura (¿te gusta el ajedrez?)

      Lo curioso del caso es que ambos compiten de distinta forma con la misma intención: que ganen los dos a la vez. 😛

      Saludos sin chip creacionista.

      • Lo se, sucede que por la forma en que lo dijo (tan educada), a mí (a, mí) me hace sentir como se la juega “hasta ahí”. Si a mi me quitan opción, me voy, porque me gusta tenerla todas :D, y pienso “él se lo pierde”
        Y ya imagino que si jugáramos al ajedrez, sería sangriento….jajjajaja

      • Alan Rulf dijo:

        Esta conversación me recuerda la moraleja de la película “Juegos de guerra”. Por si no la has visto, un ordenador analiza todas las posibilidades de una guerra nuclear (mientras está a punto de desencadenarla), y cuando termina concluye “Curioso juego. La única forma de ganar es no jugar”.

      • Le dí responder al primero!!! (el Ipad no me deja, vaya a saber Jobs por qué)…
        Si la ví, no lo recuerdo (mi memoria para las películas dura un mes, o menos)… Pero, lo que dices, es muy cierto…
        La voy a ver yaaaaaaaa… Me encantan las películas de guerra

  22. Kathy dijo:

    Me gusto que Francisco le enviara ese mail, le dejo en claro que le gustaba y quería algo más que amistad. Carolina se esta dejando querer, ver hasta donde puede llegar el…bueno espero que le devuelva el mensaje. Un abrazo y un lindo fin de semana.

  23. Será lo mejor para los dos, pero podrán llevarlo a cabo? Cómo cuestan estas cosas…
    Por cierto, no sé si es signo de inteligencia el pasar de querer entender a las mujeres, con lo entretenido que puede llegar a ser, que ni nosotras mismas a veces nos entendemos!? ja,ja,ja
    un saludo de finde,

  24. Francisco no quiere medias tintas. Todo o nada. Ahora la pelota está en el tejado de Carolina. 🙂

  25. veritasetprobitas dijo:

    Sé que estoy siendo muy esporádico en la relación de Francisco y Carolina, pero como verás en el facebook, he tenido mucho ajetreo…

    Enamorarse es inevitable, Francisco se ha dado cuenta de ello, demasiado tarde. Me recuerda a alguien… 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      No te preocupes, yo también estoy muy liado…

      Si te recuerda a alguien es fácil que ese alguien se identifique con Francisco y disfrute de la historia. 🙄

      Saludos.

  26. onlyanurse dijo:

    El cerebro femenino y el masculino son diferentes, las mujeres funcionamos por procesos, por eso nos liamos en darle vueltas a las cosas y los hombres son de resultados, por eso nos ven tan complicadas. El eterno conflicto, parecemos de planetas diferentes…

    Igualmente, Alan, te diré, que los tópicos esos de “cuando dicen no quieren decir sí” no me gustan nada, y probar al otro en una relación… siempre acaba mal. A ver cómo acaba tu historia, al final has conseguido engancharme. Besos 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Yo soy incapaz de probar a nadie, me sentiría incomodísimo diciendo o haciendo algo con esa intención. Incluso supongo que se me notaría. Soy partidario de la sinceridad, aunque eso me haga vulnerable. Al fin y al cabo, todos somos vulnerables. Mejor serlo abiertamente que pretender no serlo.

      Planetas diferentes, Venus y Marte, ¿no?

      Saludos.

  27. Pero no puede insistir un poquito más este muchacho?????? chico, que ella lo que tiene es miedo!!!!!!
    Anda, ponlo a insistir Alan

  28. Hola osito, yo…no imagino a Francisco con su ex, vamos…ni loca. Quedó claro clarísimo que, los únicos lazos que los unes es su hijo los pagos a medias nada más. Teniendo un hijo en común, creo que es mas que suficiente para que Carolina entienda que, si quiere como si no, ese lazo existe y será irrompible, y por lo tanto tendría que mentalizarse y acostumbrarse a las llamadas de la “ex”. Entiendo el disgusto de Francisco, y entiendo su descolocación y el mesaje de su correo al día siguiente. Si él la ama, no podría actuar como “solo amigos”…es díficil, y prefiere no verla más a no poder sentirla piel con piel.
    Veremos a ver que pasa…¿cómo reaccionará Carol a este mensajito? 🙂
    Que tengas un buen inicio de semana Alan…besitos dorados siempre para tí.
    ¿Empezamos con una sonrisita? 😉

    • Alan Rulf dijo:

      Pues ya veremos cómo responde. Desde luego, Francisco no se vuelve a juntar con su ex ni aunque le paguen. Bastante ha tenido ya…

      Sonrisita recibida y replicada. 🙂

      Saludos.

  29. flori dijo:

    Me encanto la comparación con las piezas de un puzle, un amor ideal… que te más te puedo decir, complementarse, lo dice todo.
    La actitud de Francisco me parece radical, no crees tu?, pero sin embargo lo felicito por seguir sus convicciones, lo cual es sin duda la mejor decisión.

    Un abrazo.

    • Alan Rulf dijo:

      Pues, sí, es radical. Pero sabe que “sólo amigos” no puede funcionar, porque al menos él lo pasaría mal…

      ¿Quién no se ha visto alguna vez en esa situación? (Si hay alguien, que se prepare, porque ya le ocurrirá…)

      Saludos.

  30. niphredil1 dijo:

    Pero.. y ¿por qué tiene que ser todo realmente difícil? ¿por qué siempre se pone a la persona entre la espada y la pared? ¿por qué no pueden ser amigos? ¿por qué no se ponen en la situación del otro?

    Claramente, no entiendo por qué Carolina no puede entender la relación que tiene Francisco con su ex: comparten propiedades, hipoteca, tienen un hijo… seguro que si fuera al revés, Carolina pensaría que Francisco no es el hombre adecuado en su vida si no puede esperar un poco a que se normalicen las cosas.

    De todas formas, Francisco debería hablar con su ex para dejarle las cosas claras, ya que parece no tenerlas… ¿acaso tener un hijo con alguien y luego separarte por circunstancias significa estar amarrado a ella para toda la vida sin opción a rehacerla?

    En cuanto a Francisco… ¿por qué no tiene esperanza? ¿por qué se cierra en banda? ¿es que no pueden ser amigos? ¿quién ha dicho que sea para siempre? ¿por qué la pone entre la espada y la pared? Pienso que no es justo. No es justo que hagan eso. Dicen que un novio o marido también es tu amigo no? Es una persona que te apoya a la que le cuestas tu vida y en cierto modo la compartes… ¿por qué no puede hacer el esfuerzo si está tan enamoradísimo de Carolina? Si de verdad le importara, esperaría para ver que tal van las cosas y hacer en consecuencia… No que a la primera de cambio se cierren los dos en banda, como si no existiera ninguna opción más.

    El amor no es solo un camino de rosas, y la vida no sólo se ve en blanco y negro.

    P.D: Alan, siento ser tan dura o crítica en este comentario pero es que, la vida está llena de posibilidades. Aún así, me gusta mucho tu forma de escribir y de expresarte, además de contar cosas del día a día.

    Que pases un buen fin de semana. Un saludo.

    • Alan Rulf dijo:

      Es que la vida es así de complicada. Personalmente, si alguien que me gusta me dice que sólo como amigos, probablemente aceptaría, pero con la perversa intención de no cumplir mi parte del trato y convencerla para que ella tampoco cumpla la suya. 😛

      Pero si me lo dice alguien que me gusta y con la que ya he tenido algo más… Probablemente haría lo mismo que Francisco, con la esperanza de que ella se diera cuenta de que le importo más y lo reconsiderara. Además, lo pasaría muy mal en esa situación, quedando con alguien que me guste sin poder hacer nada más…

      Yo no diría que se están cerrándose en banda. Más bien están tanteándose y marcando su territorio. Pero la historia no se ha terminado aún.

Los comentarios están cerrados.