8.- Sombra de ojos.

Carolina amaneció el sábado presa de sentimientos encontrados. Su primer pensamiento, como no podía ser de otra forma, fue para Francisco. La noche anterior había sido inmejorable, con el primer beso, el paseo, y todo lo demás… nunca hubiera imaginado sentirse tan bien con una persona.

Paradójicamente, eso era lo que le asustaba. Lo había pasado muy mal, solía definir el final de su relación anterior con la palabra ‘infierno’. Se había prometido no volver a sufrir de esa forma, y ahora… estaba dispuesta a cumplir su promesa.

Por otro lado, ella no servía para “relaciones esporádicas”, ni para tener “amigos con derecho a roce”, y la frase “volver al mercado” le parecía denigrante. Decididamente, la noche anterior había sido muy agradable, pero ambos habían dejado muy claro que no querían perder su independencia.

Escribió un mensaje a Francisco para tratar de quedar con él y dejar las cosas claras. El resto del día lo pasó esperando una respuesta que no llegó.

El domingo despertó más preocupada. Lo primero que hizo fue abrir el correo electrónico, para ver si había recibido alguna contestación, pero no había sido así. Aquello era bastante extraño. Por supuesto, su mente encontraba muchas posibles explicaciones. Tal vez Francisco había vuelto a tener problemas con el correo electrónico, y le había sido imposible leer su mensaje o contestarlo. O acaso la noche anterior había salido con sus amigos hasta tarde, y aún no había despertado. O…

Alguna de las “posibles explicaciones” no le gustaban en absoluto, y se negaba a reconocerlas como posibles, aunque sabía de sobra que no era así.

Antes de comer le escribió otro mensaje haciéndole partícipe de su preocupación por no haber recibido noticias suyas. Sólo quería saber si estaba bien. Podía haberle ocurrido cualquier cosa…

Según avanzaba la tarde, su nerviosismo aumentaba, y terminó por llamarle por teléfono, pero cuando lo encontró apagado o fuera de cobertura, consiguió el efecto contrario. Desde entonces, su creciente nivel de ansiedad la obligó a revisar su correo y a tratar de llamarlo en numerosas ocasiones, todas ellas infructuosas.

Empezó a pensar que Francisco la estaba dando de lado. Las ideas que en un principio se había negado a aceptar volvían cada vez con más insistencia. Le parecía muy poco elegante hacerlo así, impropio de la imagen que se había forjado de él, pero… no se le ocurría ninguna otra explicación lógica para su silencio.

Le volvió a llamar el lunes, temprano, y por fin logró hablar con él, pero fue para recibir un lacónico “Estoy trabajando y ahora no puedo hablar; luego te llamo”. Lo notó incómodo, y ella se sintió realmente mal. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Que como ya la había conseguido, había dejado de interesarle? Se repetía que había sido una tonta, que no tenía que haberse ilusionado, que la noche del viernes había sido un completo error… y que no quería saber nada más con ningún hombre.

Hasta que la llamó Francisco. Se imaginó haciéndose la dura, no contestando al teléfono, pero supo que no podría pasar sin descolgar, así que respondió intentando parecer natural. La apariencia de normalidad desapareció cuando colgó, después de que Francisco le dijera la frase que estuvo resonando en sus oídos toda la noche.

“Tengo que contarte algo…”

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Lo que queda al despertar. y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

62 respuestas a 8.- Sombra de ojos.

  1. winnie0 dijo:

    Sigueeeeeeeeee………..bss de buenas noches

  2. gOtaSmaR dijo:

    pero bueeeeeeeeeeeeeno.. lo dejas así???? eso es cruel …. no puedes hacer esto alan….

    ufffffffff…. si te tuviera delante, con la poca paciencia que tengo yo que me leo un libro en uno o dos como mucho tres días porque estoy deseando saber el desenlace y tu me haces esto….

    en fin… espero que acabe bien porque si no estoy de acuerdo con la prota, los hombres sois para mataros muchas veces…ughhhhhh.. acabas de sacar mi machomanfobia…

    • Alan Rulf dijo:

      Te voy a ser sincero: Lo que tiene que contar Francisco es largo y embarazoso. Si lo hubiera puesto en el capítulo de hoy, habría sido excesivo. Por otro lado, ¿hubieras preferido dejarla sin tener ninguna noticia de Francisco? Yo creo que no. En consecuencia, opté por la mejor opción. 🙄

      Y me encantan vuestras reacciones. 😆

  3. lehahiah0909 dijo:

    Tu maldad no tiene límites osi…….si algo no soporto de las series de televisión ( y hace ya mucho que no sigo ninguna) es la del efecto cara de idiota….esa que se te queda cuando salen los créditos y sabes que hasta la semana siguiente no vas a saber nada de naaaaaadaaaaaaaaaa…..grrrrrr

    …..además…esto es un relatooo…y no valeeeee!! yo no quiero fasciculos joooooooooo……..toi enfadada….que lo sepas…y a todo esto…porque lo titulaste sombra de ojos?? ummmm tiene algo que ver con el mensaje misterioso de Franciscoooo??

    No hay manera de que me cuentes algo?? ….dime y si te llevo alguna de éstas eh osito??

    Palabra de angelote que no dire nada jijijiji…muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    • Alan Rulf dijo:

      Venga, no te enfades… No os enfadéis ninguna. 🙄

      ¿No ves una sombra en los ojos de Carolina?

      Te voy a contar algo: Es imposible sobornarme con gominolas. Puedo comer alguna, pero no me apasionan.

      De todas formas… ¿seguro que no dirás nada? Pues entonces… ¡yo tampoco!

      Saludos. Y paz y amor. Ommmmmmm.

  4. bypils dijo:

    Un poco ansiosa, Carolina…O eso me ha parecido…
    Y yo también voto por someterte a algún tipo de acción coactiva, para que no abuses del to be continued.
    Sombra de ojos, por ¿ Ojeras? .
    Enganchas, como siempre.; -)
    Besos.

    • Alan Rulf dijo:

      Mujer, yo me pongo en su situación y también estaría preocupado… Piensa que estuvieron juntos el viernes, y hasta el lunes no tuvo noticias suyas. Le parece raro. Bastaba con un simple “Ahora no puedo, el lunes te llamo”.

      Veo que os habéis puesto todas de acuerdo. Esta técnica la apreciaréis si lo releéis todo seguido cuando esté terminado, porque hará que no queráis dejar de leer. Entiendo que ahora os mosquee, porque toca esperar una semana en esas condiciones y no apetece nada. Pero de verdad que no puedo publicarlo antes.

      Sé que no necesito estos finales para que volváis el jueves que viene, que sois la audiencia más fiel que conozco, y espero que no os sintáis maltratadas. Creedme, lo hago por el bien de la historia.

      “Sombra de ojos” porque es lo que veo ahora mismo en los ojos de Carolina. Dudé mucho con el título, y es probable que, con más tiempo, lo hubiera cambiado. También consideré “Ojeras”, “Sombra de ojeras”, y “S.O.S.pechas”.

      Saludos.

  5. Mira mi querido Alan, estoy considerando seriamente inventar otro experimento y colocarte allí por pupuko torturador dentro del ámbito literario… ¿¿¿Esperamos una semana para que nos dejes así, otra semana????
    Pero impecable el relato… (as usual), y se nota que a las mujeres las conoces bien… Me parece que Francisco tal vez tenga una estrategia oculta… No hay mayor cosa que nos enganche a las mujeres, que el hecho de que no nos den “bolilla”…jejejje…
    Pobre Carolina… Me compadezco de ella… No la hagas sufrir más!!!!
    No te dejo besos burbujeantes hoy… Me ofendí 😦

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Que conozco bien a las mujeres? ¡Ojalá! Digamos que sé disimular lo poco que las conozco… 😆

      Te aseguro que Francisco, en lo último que está pensando en este momento, es en tener algún tipo de estrategia.

      En parte he hecho esto (aunque ya lo tenía previsto) porque os caía muy bien Francisco, pero os identificabais muy poco con Carolina. Creo que he conseguido sacar la Carolina que lleváis dentro. 😛

      Pues si hoy no me dejas besos burbujeantes, por ofendida, te los mando yo, con una botella de champán y una carita de pena. 😦

      Y mis saludos habituales, claro.

      • Repito… “a las mujeres las conoces bien”…, y agrego: “Te haces el tonto porque sabes que eso nos gusta” (en argentino: te hacés el langa porque sabés que eso nos copa”)
        Besos burbujeantes 😉 jejje… Ya me llegó la botella…mmmmm… chandon! gracias…sip sip ñam ñam

      • Alan Rulf dijo:

        De lo poco que las conozco sé que no les gusta que les lleven demasiado la contraria, aunque tampoco que les den la razón si no se está de acuerdo. En consecuencia, me quedo convencido de que no las conozco bien, porque no sé qué hacer en un caso como éste, y tú te quedarás convencida de que, en efecto, os conozco perfectamente.

        ¡¿Te das cuenta de lo complicadas que sois?!

  6. Jajajajajajaja ¡Caray! Como las tienes Osito, ¡Muy bien! has armado un alboroto entre tus lectoras, sigue de incógnito, porque donde te alcanzen y te echen mano jajajajaja.
    No creo que sea artimaña de Francisco, a los chicos se les debe de soltar la cuerda, y no estirarla a la primera, eso ahoga, y da sensación de acoso, digo una cosa es que este preocupada y otra que sea me dio histerica. Bueno … eso digo.
    Y sigue la moneda actual en circulación, ya pagaras, ya pagaras jijijijijijij 😉
    Saludines 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Si que se ha liado buena, sí… Ahora no se me ocurre quitarme el disfraz de oso. Por si las moscas.

      ¡Que no es histérica! Un par de llamadas y algún mensaje, en dos días y pico, tampoco es para tanto…

      Pues nada, ya pagaré… Espero que me hagáis pagar con mi misma moneda, dejándome enganchado a vuestros relatos semana tras semana. A mí y, de paso, a todos los demás.

      Saludines. 😛

  7. Creo que quieres matarnos, cómo vamos a esperar una semana para saber!!!! No ves que las mujeres somos como Carolina, queremos saber las cosas en el momento jajaja!!!

    • Alan Rulf dijo:

      Vamos a ver, las cosas tienen un ritmo. Se han conocido, primera cita, primer beso, decíais que todo iba demasiado bien, que era demasiado perfecto. Y ante la primera dificultad, ¡me queréis linchar! Pues ahora han surgido problemas, y la semana que viene sabremos cuáles. No puedo hacerlo más rápido. O no debo.

      Saludos.

    • Estoy con vos Eli… Este hombre nos está torturando… 🙂

      • Gracias por el apoyo Lau!! Veo que somos muchas las indignadas, mira que yo pensaba que estaba siendo cruel en mi cuento al no decir el final de una vez, pero ésto me superó grandemente. En realidad no tengo palabras, no sé si sabes la angustia que puede sentir una mujer en los zapatos de Carolina. La incertidumbre es peor que la muerte, he dicho!!! Aún así esperaré al jueves que viene, no hay de otra!!! Pero me tengo que reir… Jajaja!!! Es que una se muere de la risa con la reacción de todas las mujeres.

      • Alan Rulf dijo:

        La verdad es que no esperaba esta reacción, que aunque hace mucha gracia, me la tengo que tomar en serio… Recuerdo que esta historia era de amor y de humor…

        Espero que llegue pronto el próximo jueves… Por lo menos os aseguro que ese día sabremos lo que tiene que decirle Francisco. 😛

        Eso sí, no tengo ni idea de cómo terminará el siguiente capítulo. Por si acaso, será mejor que os pongáis en lo peor. 🙄

  8. Como siempre dejas enganchado al personal, deseando recibir el próximo capítulo.
    Me he sentido, alguna vez, Carolina y lo pasé fatal, supongo que a ella le ocurrirá lo mismo.
    Besos y abrazos

    • Alan Rulf dijo:

      Es peor el desconocimiento, mucho peor. Ese desconcierto de no saber qué pasa, si es que te están dando de lado, o realmente ha ocurrido algo, o es que hay otra persona, o…

      La incertidumbre es lo peor. Pero lo vuestro no es incertidumbre, sólo intriga. 😆

      La semana que viene, más. Aguantad un poco…

      Saludos.

  9. Ana Azul dijo:

    Esto no se hace. Eres muuuuuuy malo. ¿Quiero saber que pasa!
    Esperaré ansiosa
    Ana

  10. Estimadas mujeres fans del osito:
    estaba “a punto” de generar un “fan´s club de Alan Rulf” (no se si ya existe, y llego tarde), pero ahora considero la posibilidad de hacer un grupo de protesta a favor de Carolina… ¿Quién se prende, se engancha, se suma? (¿Cómo se dice en España?) 🙂

  11. Kathy dijo:

    Alan …eres un malvado, dejarme con la duda de lo que pasó con Francisco o que le pasó?…será algo relacionado con la bruja de su ex???. Lo bueno que devolvió la llamada a Carolina, la pobre ya estaba angustiada y sintiéndose completamente desilusionada de ese hombre…(a mi me encanta Francisco), si no le gustara no habría contestado,,,que le habrá pasado que no puede ni contar?…dudas y dudas….Un abrazo y buen fin de semana.

    • Alan Rulf dijo:

      Es que no lo puedo contar todo de golpe, que no tengo sitio en un capítulo…

      A mí Francisco me parece buena persona. No creo que sea un “picaflor”. Seguro que tenía una buena razón para no haber contestado antes…

      Saludos, Kathy.

  12. Susana dijo:

    Qué intriga. No puedo esperar… Un beso.

  13. Susana dijo:

    Ahora que lo pienso, a mí me pasó algo parecido con mi marido.

  14. annefatosme dijo:

    Bueno, bueno…me has dejado encanchada como a todos! Como soy una detective frustrada me suelo fijar mucho en el título… da pistas. Sombra de ojos… habrá quedado una marca de la sombra de ojos de Carolina encima de la camisa de Francisco? Qué consecuencias puede traer?En cuanto a lo de llamar unos cuantos días después del encuentro hace parte del b a ba de los seductores. Te incluimos dentro? Afirmativo.
    Un abrazo, Don Juan

    • Alan Rulf dijo:

      En este caso el título es más poético que de indicios. Si hubiera sido lo que tú apuntas (que no está nada mal como idea), se habría titulado así el capítulo en el que se hubiera sabido, y no éste. No he dado ninguna pista de lo que Francisco va a decir. Lo siento por tu detective frustrada.

      Nunca me he considerado seductor, pero a raíz de este ‘blog’ son bastantes las personas que me han asegurado que lo soy. De cualquier forma, soy natural, y eso de “hacer sufrir” unos días para crear inquietud y “dar ganas de mí” no va conmigo. Sólo premedito sorpresas agradables. 🙄

      Y finales de relatos, por supuesto. 😆

      Saludos, Doña Inés.

  15. aslaram dijo:

    Hola.
    ¿Como puedes ser asi tan, taaan y tan quemasangres?
    A ver como sera el desenlace, Oso de mis amores??? jajajaa, sigo en la intriga
    Pasa un buen fin de semana
    Saludos

  16. niphredil1 dijo:

    Pues a mí me ha encantado que lo dejara en un “Continuará…” porque no puedes meterle más al texto.

    Suele reflejar muy bien como muchos capítulos de nuestra vida, o algunos momentos pasan exactamente así: de una ilusión de unas horas, a una deseperación porque lo deseado y lo que nos provoca esa ilusión y bienestar parece que “se nos escapa”.

    Si hubiera puesto el por qué Francisco no contestaba, habría tenido un arreglo impropio tal vez, porque lo que más quería reflejar Alan (según mi criterio) era la desesperación de Carolina, la frustración de una ilusión, y las malas jugadas que nos puede causar la mente cuando nos empeñamos en buscarle un por qué a las cosas y no dejamos que las cosas mismas nos expliquen.

    A mí me ha encantado así Alan, las grandes novelas siempre nos dejan con cara de idiotas preguntando qué pasará, con una devoradora ansia de ver lo siguiente y con una ilusión por llegar al final sin que nos demos cuenta.
    Espero que tengas un buen fin de semana =).
    Saludos!

    • Alan Rulf dijo:

      ¡Muy bien! Niphredil1 for president! 😆

      Tu análisis es muy acertado, desde el punto de vista del escritor. El problema, en este caso, es el medio. En un libro, el lector habría pasado inmediatamente al siguiente capítulo, y, sin perder su sentido el anterior, habría saciado su curiosidad. Pero una historia por entregas escrita en un ‘blog’ nos obliga a una cierta brevedad, y a una cierta periodicidad, algo que no se veía desde las novelas por entregas. Es evidente que toca esperar, no puedo publicarlo todo junto (seguro que seríais muchos menos los que lo leeríais, y lo disfrutaríais de una forma muy distinta).

      Los dos secretos para escribir un best seller son saber crear esa expectativa, y estar a la altura a la hora de resolverla. Espero estar a la altura el jueves que viene. Y espero que de nuevo, os volváis a quedar con ganas de más.

      Saludos, y buen finde. =)

  17. Emy Tecuento dijo:

    ¡Dios! ¿¿Qué tendrá que contarle??
    Algo grave ha tenido que pasarle para que no haya contestado los correos y su móvil haya estado apagado… ¿A caso lo han abducido los extraterrestres, y solo lo han soltado el lunes?
    Sí, sí, sí, ya lo sé, también me siento Carolina en este momento, y más le vale que tenga una “coartada” válida para su ausencia!!!

    ¡¡Feliz finde!!, Alan 😉

    • Alan Rulf dijo:

      Desde luego, la de los extraterrestres no colaría. Si alguna vez meto extraterrestres en mis historias (hasta ahora nunca han salido), serán los protagonistas, y no la excusa.

      Me muero de ganas de ver vuestra reacción cuando se lo cuente a Carolina…

      Saludos.

  18. Una dijo:

    He de confesar que me he quedado muyyyy intrigada, pero creo que estas disfrutando como un niño con zapatos nuevos, con los comentarios y tus respuestas.
    Que malote eres…como juegas
    Que tengas un buen día.

  19. ¡¡Carolina leñes!! ¡Deja ya de pensar cosas raras!
    Cuando no hay noticias es que son buenas, que las malas llegan enseguida.
    Lo mismo a Francisco le ha tocado un viaje de fin de semana en una tómbola… sea lo que sea, seguro que la explicación es más sencilla que la película que se ha montado Carolina en su cabeza. 🙂
    Alan eres un artista de la letras, intrigas, menudo guionista estás hecho… 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Si le hubiera tocado un viaje de fin de semana se lo habría contado, ¿no? Pero, por alguna razón, Francisco no ha querido o podido contactar con ella hasta que salió de trabajar el lunes. No me extraña que no le dé buena espina…

      Si la explicación es más sencilla o no, eso me lo dirás la semana que viene. Y, de paso, me dices qué te parece. Creo que nadie se la espera…

      Me alegro de que te guste. En el fondo, a quien quiero sorprender es a mí mismo…

      Saludos.

  20. veritasetprobitas dijo:

    Buena la has liado, writer… jajajajajaja.
    A ver, vamos por partes:
    – Cada vez que veo una serie, y al final del capítulo pasan cosas como estas… Siento una hostilidad muy grande. Jaja.
    – Sin embargo, considero que un relato sin misterio o intriga, es medio relato. Lo veo un factor esencial, y de hecho, yo también lo intento adaptar a los míos (aunque no tengo ni de lejos tu soltura).
    – Por otra parte, y aunque sea hombre, me he sentido como Carolina muchas veces, jajaja.

    Esperaré la continuación ^__^

    • Alan Rulf dijo:

      Leyendo tu mensaje se me ha ocurrido algo, un esquema alternativo al que uso ahora, que permite mantener el interés sin cortar en momentos álgidos. Tendré que reflexionar sobre ello, para ver si lo puedo aplicar y cómo.

      Yo también me he sentido como Carolina. Ya supones que mis personajes tienen mucho de mí.

      Saludos.

  21. zambullida dijo:

    ¡Fantástico, Alan, sencillamente fantástico! Yo habría actuado como Carolina; veremos a ver qué le depara a esta ilusionada chica.

    P.D.: He estado unos días fuera. Volver a la rutina es un placer, y a tu blog un placer aún mayor.

  22. Fascinante. Aterrizo en tu blog casualmente hoy en este relato y madre de Dios lo que me encuentro!
    Un relato que engancha, felicidades; y una serie de comentarios haciendo alusión a lo malvado que eres por no continuar, je,je,je. Precisamente creo que la gracia está en ir haciendo partícipes a las (no sé si los?) lectoras del desenlace de la historia.
    Yo seguiría tal y como lo tienes pensado, el autor siempre lo tiene todo planeado, no?
    Un saludo,

    • Alan Rulf dijo:

      Bienvenida al ‘blog’. Celebro la casualidad que te hizo zambullirte en él.

      En realidad has aterrizado en el capítulo 8 de una historia que va creciendo los jueves por la noche. Si te ha gustado, te recomiendo que leas el “Acerca de…” para que sepas qué más cosas puedes encontrar por aquí.

      Lectores masculinos tengo alguno, pero, aparte de Veritas, el resto dejó de comentar (y de publicar en sus blogs) a principios de verano. Espero que vuelvan pronto…

      Voy a seguir como lo tengo pensado, pero en realidad sólo tengo unas líneas generales de lo que ocurrirá. Eso sí, el capítulo siguiente lo tengo muy claro. Y el final de la historia, también, aunque no sé cuánto falta para eso.

      Tal vez Carolina, en su próxima cita, se ponga pendientes de botones. Son originales, ¿no? 🙂

      Saludos, y encantado de verte por aquí.

  23. Doradita dijo:

    Ains madre..miedo me da. ¿qué es eso que tendría que contarle? mmm…creo que hemos llegado al momento del suceso intrigante jeje. Sólo espero que no sea nada malo, y que puedan superar juntos ese “obstáculo” si es que lo hay…
    Cuando se pasa mal, se tiene miedo a que todo “pueda ir viento en popa” por si vuelves a fracasar, es lógico…porque no quieres volver a sufrir. Pero no siempre tiene que pasar lo mismo. La vida ofrece oportunidades distintas y algunas muy buenas que no hay que dejar pasar por alto y vivirlas al máximo. Y cuando te importa una persona de verdad, como es en este caso, Carolina…al ver que no tenía respuesta por Francisco de ninguna de las maneras…al final terminó en la desesperación, imaginando cosas y poniendose en lo peor…pero eso es porque realmente siente y le importa…
    Ojalá y no sea nada….veremos a ver qué pasa 😉
    Feliz domingo osito…un besito.

    • Alan Rulf dijo:

      Es que un fin de semana en esas condiciones se hace muy largo.

      ¿Miedo te da? La historia de miedo ya terminó. Como esta es de amor y humor, esperó que lo que te dé sea risa, que es lo que toca… 😉

      Saludos.

  24. gaviotasinamor dijo:

    Buenas tardes de domingo Alan, eres malo como nos dejas así? en fin despues del día que llevo de nervios me falto esto uffff vaya tela
    Un saludo Oso!!

    • Alan Rulf dijo:

      Espero que con el próximo capítulo os quedéis totalmente satisfechas. También preveo risas. Te adelanto que Francisco no ha dejado de pensar ni un momento en Carolina durante todo el fin de semana. 😀

      Saludos, Gaviota.

  25. mensnudum dijo:

    Si insistiera en desmentir esta mentalidad “centrifugadora” que en ocasiones tenemos las mujeres, quedaría mal por mentirosa. 😉

    Aunque también es cierto que algunos hombres, en ocasiones, pasan olímpicamente de pensar en nada y nuestra preocupación ante su calma, es un juego muy frecuente.

    Saludos,

  26. Intrigante!! supongo que ya tengo la continuación en mi correo porque este tiene días

  27. flori dijo:

    Hola Alan, empiezo a leer donde había quedado, y que incertidumbre, que será lo que le ocurre a Francisco?
    Sigo leyendo…

Los comentarios están cerrados.