¡Qué sueño!

Rafael era técnico del Instituto Oceanográfico Nacional. Eso le daba acceso a varias embarcaciones, y ese día había cogido una de ellas para compartirla con su amor. No se puede decir que estuviera bien, pero tampoco estaba mal del todo. Él estaba de guardia, y según su particular interpretación de las normas, no las contravenía. Además, nunca pasaba nada. No había inspecciones. Él hacía bien su trabajo, y no hacía daño a nadie. Como su cuñado camionero, cuya mujer lo acompañaba en los viajes largos.

Una imperceptible vibración enturbió el fondo marino.

Esther subió a bordo y besó a su chico en los labios. Le encantaban sus besos, sus mimos, y el sentirse más querida que nunca. Después zarparon rumbo a mar abierto, echando el ancla a unas cuantas millas de la costa. Allí, tendidos sobre la cubierta, se unieron en un beso que duró horas. En el Instituto Oceanográfico Nacional se dispararon todas las alarmas. Los datos eran confusos. Intentaron contactar con el técnico de guardia, mas les fue imposible.

Las profundidades se agitaron. Una monstruosa criatura, anterior a lo más antiguo conocido, comenzó a ascender. Su extensión abarcaba todo el océano.

Un maremoto de magnitud sin precedentes y epicentro indefinido se confundía con lecturas imposibles de la profundidad del fondo del mar. Se achacó a un fallo generalizado del sistema. Mientras, los amantes disfrutaban de su amor, meciendo sus vidas al compás de las olas, con la mente concentrada en sus sentidos, en el otro, en el tiempo detenido.

La bestia se dirigía a la superficie, tras un letargo de miles de años, hambrienta. El agua salada se filtraba por sus múltiples orificios, como si de una gigantesca esponja se tratara. Sus colosales proporciones hacían del planeta un charco, y amenazaba con destruir la civilización sin gran esfuerzo, ni defensa posible.

Los amantes no se percataron del oscurecimiento del agua, ni sintieron el bamboleo que se produjo, entregados a su pasión, a su amor, a los brazos de su otro yo tantas veces soñado.

Leviatán era su nombre, y había sido creado por Dios en el quinto día. La ciencia no creía en él. Él no creía en la ciencia. Su imparable ascensión lo acercaba por momentos al fin de todo. Inesperadamente, se detuvo. Estaba cansado. Su escala de tiempos era muy distinta a la nuestra. Decidió que aún tenía sueño. Volvería al lecho, dormiría un poco más. Unos setecientos o mil años.

Para ellos, la vida era en aquel momento un sueño inmejorable.

Ya desayunaría después.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Cuentos vigesimoprimoseculares. y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

50 respuestas a ¡Qué sueño!

  1. Alan Rulf dijo:

    Este relato está dedicado a la pareja protagonista, cuyo particular amor me lo sugirió.

    El lector curioso puede buscar más datos sobre Leviatán en Internet. No es invento mío (sí lo es su forma).

    Espero que os guste.

  2. DOS SITUACIONES PARALELAS UNA AJENA A LA OTRA , MIENTRAS UNO SE DISPONIA A DESTRUIR LOS OTROS HACIAS MAGIA CON SUS CUERPOS ABSORTOS EN ELLOS Y AJENOS A TODO ,MMM.. EL AMOR ……

    BUENOS DIAS ALAN, BUEN RELATO,TE ATRAPA.
    QUE TENGAS UN LINDO RESTO DE FINDE.

  3. Cuando el amor te alcanza, ni el peor monstruo de las profundidades consigue interrumpirlo.
    ¡Ah, se me olvidaba¡ menos mal que al Leviatán le venció el sueño.
    ¡ Ojalá sea por muchos años!
    Un abrazo
    P.D. Bonita historia de amor y si es cierta, mucho más bonita.

    • Alan Rulf dijo:

      Menos mal, sí. Ahí salimos ganando todos…

      Saludos.

      P.D.: Quiero pensar que todas las historias de amor son ciertas o, al menos, están basadas en hechos reales. Ésta lo está, aunque todo sea inventado.

  4. aslaram dijo:

    Hola.
    Bella historia, que parece sacada de un cuento, pero es tan real como la vida misma.
    Feliz tarde.
    Saludos

  5. winnie0 dijo:

    Me quedo sobre todo con el buen sabor de boca de que es una historia que se puede basar en una historia de amor real….¡Qué bueno es el amor! Un beso Alan (habrá que reunir también tus relatos como los de Mercedes)

    • Alan Rulf dijo:

      Sí, lo es. Es una alegoría del mundo, y de lo ajeno que se está a todo cuando se está enamorado.

      Saludos.

      (Tú ya reuniste los tuyos, ¿no? 😀 )

  6. *=======*
    |.. () “” ().. |
    | ..( ‘ o ‘ ).. |
    =(,,)==(,,)= Que tengas un feliz finde!

    ______/)______./¯”””/’)
    ¯¯¯¯¯¯¯¯\)¯¯¯¯’\_„„„„\) Besitos dorados for you!

    Pstttttttt….luego me paso eh? 😉

  7. zambullida dijo:

    Ojalá pudiera dormir tan seguido como Leviatán; me conformaría con horas, no con años. Aquí, ya sabes, cada loco con su tema.

    • Alan Rulf dijo:

      Cada loco con su tema, eso siempre. El filtro de las gafas de cada uno hace que se quede con una parte del conjunto. En este relato, unos verán el amor, otros la amenaza, y otros, como tú, con el sueño.

      Que duermas bien hoy.

  8. edelweiss7 dijo:

    Me encanto tu historia felicidades , menos mal que se detuvo para descansar unos siglos 😉

  9. Una dijo:

    Mi imaginación va mas allá y pienso…puede que ellos con su pasión despertaran a Leviatán
    Alan que tengas un buen día.

    • Alan Rulf dijo:

      Puede ser. O también es posible que su amor lo devolviera al lecho. O tal vez ninguno influyera en el otro, como si pertenecieran a dos historias distintas.

      En realidad, mi relato termina cuando le doy al botón de publicar. Tus añadidos, tu imaginación, tu propia versión… es la que tú quieras. Para eso lees, para hacer tuyas las historias. Interprétala como más te guste.

      Saludos.

  10. flori dijo:

    Me ha encantado!, cuanta pasión Alan!, por cierto me causo mucha gracia que el mundo estuviera a punto de acabarse al tiempo que los amantes estaban tan entregados y ni cuenta se dieron de nada… “Ya desayunaría después.”

    Un abrazo…

  11. Emy Tecuento dijo:

    Has entremezclado las dos historias de tal manera que se pueden leer conjuntamente o por separado… La negrita antes y la historia de amor después, o viceversa. Me parece muy original, además he disfrutado mucho de la lectura

    No puedo dejar de pensar que si el mundo es su desayuno… ¡cualquiera se hace con una mascota de esas!, jejeje, mejor que duerma hasta después de la crisis 😀

    • Alan Rulf dijo:

      Mientras las mascotas no seamos nosotros, vamos bien. 😆

      Me gustan estos ejercicios de historias simultáneas, fundidas o degradadas, o con algún otro tipo de interrelación, aunque suelen ser complicadas. En este caso me gusta cómo han quedado. Tengo una novela a medias con esta misma idea de historias simultáneas, aunque en cierto modo son la misma historia bajo cinco puntos de vista, y aunque se pueden leer por separado, la lectura seguida complementa y da sentido a muchas cosas. Tal vez algún día lo termine.

      Saludos (desde el cariño, claro).

  12. lehahiah0909 dijo:

    Uyyy osito…he tardado en encontrarme….estaba perdidaaaa
    El otro dia entré y no me cuadraba nada…ademas mi ordenata tuvo apagon chispom…y ahora seguía sin cuadrarme el día y la historía…he tardado en centrarme …pero al final lo conseguí….perdona pero a veces soy así de despistada….
    Te confieso que me he puesto un poco nerviosa al ver por un lado la catastrofe y por otro lado la pasión enajenada de los amantes..me daban ganas de decir..paren paren…que voy a avisarlos…un momento por favor…
    Muchos besitos con alas para ti….muakkkk
    ahh toma te invito…escoge tu primero…

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Avisarlos? ¿Para qué? Si no tenía remedio… Mejor déjalos así, queriéndose…

      Sabes que, aparte de los “Mitos revisados” de los lunes, y de la historia de los jueves (ahora “Lo que queda al despertar”), cualquier día es bueno para que nazca un “Cuento vigesimoprimosecular”, y, tras un breve embarazo, el parto tuvo lugar ayer por la mañana.

      Para que no te vuelvas a despistar, te aviso de que pronto habrá otro. 😀

      Saludos rechupeteados.

  13. Profa. Elizabeth Vargas dijo:

    Hermosa historia de amor, definitivamente cuando estamos con los seres que amamos el tiempo se detiene y lo que ocurre a nuestro alrededor se vuelve invisible porque los sentimos se concentran en el ser amado. Por cierto Alan, no sé si me has visitado, pero me gustaría que pudieras pasar por mi página si tienes el tiempo. Saludos!!

    • Alan Rulf dijo:

      Imagino que te refieres a http://masquevivir.com/. Me ha costado encontrarla. Sería más fácil si tu nombre tuviera el enlace a la página. Voy a echar un vistazo, a ver qué tienes por ahí…

      Saludos.

      • Profa. Elizabeth Vargas dijo:

        Sí, en efecto, masquevivir.com, veo que ya encontraste la página, gracias por la visita, veré si puedo solucionar lo del enlace. De todos modos, te resumo, tengo reflexiones sobre distintos aspectos de la vida, los que considero importante para debatir y llevar a una discusión abierta. También utilizo editoriales cuando quiero exponer lo que pienso sobre un tema que afecte a mi país o al mundo. Y uso una especies de cuentos cortos (sin entrar en el género literario) para traer otros temas de manera que las personas se sientan identificadas. Si vas al menú podrás ver las categorías. Otra vez, gracias por la visita y que se repita cuando gustes.

  14. No sé si te refieres a esto cuando hablas del enlace, creo que ahora sí puedes entrar desde mi nombre a la página. Saludos!

  15. gaviotasinamor dijo:

    ¿Sabes me ha encantado esta historia verídica osito gracias, una belleza que ha compartido en la cual me vi protagonista….yo sueño!!
    Luego más cuanta faena tengo jo!!

    • Alan Rulf dijo:

      Para eso se leen las historias de amor, para vivirlas, ¿no?

      Me alegro mucho de que te haya gustado. A veces escribo cosas que se salen un poco de mi línea y no tengo muy clara la aceptación que van a tener.

      Luego más. Es lo que tiene irse y que otros nos quedemos, que no paramos… 😛

      Saludos.

  16. mensnudum dijo:

    Me pregunto si en la vida real, suceden cosas similares, no lo digo por Leviatán, desde luego. A veces estamos tan absortos en lo nuestro que no vemos más allá y ocurren muy cerca de nosotros cosas increíbles.

    Saludos,

    • Alan Rulf dijo:

      No lo dudes. Y si estamos distraídos por amar, todavía, pero si es por la televisión, por ejemplo… pues qué quieres que te diga…

      Saludos.

  17. Uyu yuiii osito…que ese beso tan largo, hizo que se quedaran miopes y sordos. Estaban tan metidos en escena que ni cuenta se dieron del pedazo de mounstruo que se les venía encima,…mm..ni falta que le hacían 😆 Y el animalico estaría pensando “MM…aquí hay chicha..” jajajajaj . Mira, no hay nada que me produzca tanta sensación de pánico como son las ballenas, en serio te lo digo…de pequeña cuando veía aquellos documentales de enormes ballenas que salían como por arte de magia de esos mares tan profundos….sentía axfisia, pánico…no sé explicarlo, el ver esa gran masa salir del mar…puffffffff y asi sigo 🙂 Así es que no me lo quiero imaginar..no no no..menos mal que le entró sueño al animalico y decidió echarse a dormir otra cabezadita de nada…total..solo serían unos 700 o 1000 años?!!!!!! mamaaaaaaaa!!!!!!
    ¿Sabíais que Dios creó un leviatán masculino y otro femenino? ¿y que luego mató a la hembra…la saló y la ofreció de alimento a los justos, para que no se procrearan? y digo yo…¿quienes eran esos “justos”? jjjjj…¿Y sabías que “su historia se relaciona bastante con el “Bathra 74b” del Talmud, donde se dice que el Leviatán será muerto y su carne será servida como banquete a los justos en los tiempos que vendrán, y que su piel se utilizará para cubrir la tienda donde ocurrirá el banquete.”? bueno sí….esto está sacado de la red (¿se nota mucho? 😆 )pero ahí queda eso…a ver si te vienen ideas de osito blanco a la mente… 😉
    Seguiremos a ver qué pasa con estos dos enciscados…que no veían más allá de sus narices, normal…con los ojos cerrados..jjajajaja
    Besitosos doradosos muakkkkkk!

    • Alan Rulf dijo:

      El animalico (cuyos datos conocía porque me documento para mis escritos 😛 ) al final no quiso quitarles lo bailado. 😆

      Como soy un oso blanco, cuando me quedo en blanco es cuando me vienen las ideas. 🙄

      Ésta es una historia independiente, no continuará, como todas las de la sección “Cuentos vigesimoprimoseculares”.

      Saludos.

  18. 😮 😮 😮 😮 😮
    Pero… me voy unos días y al volver me encuentro con al amor flotando por tu blog, ver para creer, digo leer para creer.
    Me dejas sin palabras… solo puedo decirte que hay estados que nos hacen desconectarnos del mundo, nos hacen verlo más bello, y hasta las fieras más fieras dejan de existir por momentos (ó se vuelven a su sueño) que si, que es al amor. El amor que te alegra el día y te dibuja una sonrisa de solo traerlo a la mente…
    ¡Bravo osito!
    Y felicidades a los protagonistas que te inspiraron el sueño

    • Alan Rulf dijo:

      Me alegro de que te haya gustado, aunque me parece que, siendo de amor, no podía fallar… 😆

      Les felicitaré de tu parte… cuando terminen de besarse, que están de un pegajoso… 🙄

      Saludos.

  19. Ana Azul dijo:

    Jopetas, lo que da de sí un buen momento de pasión, por no decir otra cosa. Resulta que el Leviatán ese, se despierta pero luego se vuelve a dormir, así que el mal no llegó a mayores. Buen relato. .
    Ana

  20. bypils dijo:

    Haces pequeño eso del “amor es ciego”…
    Buena combinación.Incluso en lo referente a la tabulación y la tipografía.
    Muy inspirado, Sr. Oso.
    Saludos .

  21. Me gustó la historia…. la verdad es que al principio pensaba que era la continuación de Lo que queda al despertar y pensaba “que extraño curso está tomando la historia! cuándo se enredaron??” pero luego vi que era un relato aparte… bueno!!

  22. Kathy dijo:

    Amor, amooorr…tan sumidos estaban en su amor que ni se dieron por enterado del famoso Levatián. Me encantó como describiste a ese monstruo, a medida que leía me recordaba de los sutnamis que han habido este últimos meses, en particular el de mi país, se me pusieron los pelos de punta, ojala que duerma por miles de años má.

  23. Ra dijo:

    Yo creo que Leviatán iba a salir, pero vio a los tortolitos y les provocó tanta ternura que decidió no aguarles la fiesta…jejejeje ? 🙂
    Esa es mi versión de la historia…
    “No podemos evitar las pasiones, pero sí vencerlas” (Séneca)
    Abrazo

  24. Azo dijo:

    Vale,algo habia oido sobre Leviatán, pero a raiz de tu relato( muy bueno, por cierto) he ido a refrescar mi memoria( de pez 🙂 ) y me he quedado con esto que he encontrado, :
    “Para Sto Tomás de Aquino, Leviatán era el demonio de la envidia”
    Curioso eh?
    Pd.Nunca te acostaras sin saber una cosa más

  25. izmatopia dijo:

    !Oh, el amor y el sexo¡ El amor con sexo, el amor, el sexo, el sexo con amor… ¡Oh!

    que se acabe el mundo pero a mi que me den sexo y amor… qué más da lo demás?

    🙂

Los comentarios están cerrados.