Viernes, 13 de mayo de 2.011.

He hablado con mi médico de cabecera. En cuanto le he descrito los síntomas y los antecedentes familiares ha rellenado mi volante para psiquiatría. Espero que la cita con el especialista pueda ser dentro de poco. No me gustaría que me la dieran para después del verano, por ejemplo. Ha señalado que es urgente. No me alegro de que lo sea, pero sí de que lo haya puesto.

Ya que estaba cerca de la plaza, he aprovechado para cortarme el pelo. El peluquero, de mediana edad, es dado a la charla fácil, y he decidido probar suerte. «Un pueblo como éste seguro que tiene sus buenas historias de fantasmas y aparecidos…» De pronto han callado todos en la peluquería, y se me han quedado mirando de una forma que me ha hecho sentir muy incómodo. Cuando han visto que mi pregunta era inocente han retomado las distintas conversaciones, pero ese malestar no ha desaparecido. Me daba la sensación de que me miraban de reojo.

He abandonado la peluquería con prisa por alejarme de allí. Al mirar hacia atrás, estaban en la puerta, suspicaces. Me he alegrado de girar la esquina. Sin embargo, al hacerlo, me he dado de bruces con la panadera, que también oyó mi pregunta y se marchó antes que yo. Me ha estado esperando. Ha dicho que hace ya mucho de eso, cuando ella era niña, aquel pueblo tenía un fantasma. Se decía que era el espectro de Diego, el “Zurrones”, un delincuente de la época. Un día desapareció, sin más. Nunca lo encontraron, ni vivo ni muerto. Desapareció… pero no del todo. Estaba muy tensa, pendiente todo el tiempo de si la descubrían hablando conmigo. No he conseguido que añadiera nada más.

Al volver a casa todo estaba impregnado de ese olor penetrante, el mismo que días atrás me llevó a descubrir en el inodoro lo que identifiqué como sangre espesa, a punto de coagularse. Cuando lo he notado, he subido los escalones de dos en dos para mirar el interior del retrete. Al entrar en mi habitación, sin embargo, las paredes estaban llenas de huellas negras de pequeñas manos.

Con el corazón inquieto y la mente aterrada me he asomado al cuarto de baño. De nuevo, el agua estaba muy oscura. He tirado de la cisterna, como la otra vez, pero en vez de agua ha salido sangre.

Paralizado por la impresión, sin saber qué hacer, un movimiento ha atraído mi atención en el espejo. Al enfocar la mirada me ha dejado helado la imagen transparente del niño detrás de mí, con una pala de juguete en sus manos extendidas. Me he girado de repente, he sentido un mareo y, tras perder el equilibrio, un golpe en la cabeza contra el suelo me ha dejado sin sentido. Mientras caía pude ver que la imagen del niño sólo estaba en el espejo.

Al despertar, dolorido y confuso, todo había desaparecido: el olor, las manchas de la pared, la sangre en el inodoro y, por supuesto, la imagen del espejo. Todo menos algunos restos de mi propia sangre en el suelo. He ido a urgencias, como era de esperar. El resultado del golpe han sido tres puntos de sutura.

De vuelta a casa todo parece normal. Miro a mi alrededor mientras escribo esto, y me impresiona el silencio que me envuelve. Se me antoja la calma que precede a la tempestad.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Diario de mis miedos. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

60 respuestas a Viernes, 13 de mayo de 2.011.

  1. zambullida dijo:

    Parece que los fantasmas te persiguen, ¡hasta en la peluquería!

    Tal vez ese niño seas tú; algo debe de querer decirte…

  2. winnie0 dijo:

    ¿huellas de manos pequeñas en las paredes? Me tienes sobrecogida….bss

  3. veronica dijo:

    Me gusta, me gusta………….

  4. veronica dijo:

    Me intriga, me intriga…

  5. Emy Tecuento dijo:

    Uff, con la escena del fantasma reflejado en el espejo, ¡ya me has puesto nerviosa!
    Casi estoy prefiriendo que se te pasen esas alucinaciones con el tratamiento adecuado…
    Por lo menos se solucionaría el problema, porque de ser lo otro, podría perseguirte de por vida, y reconoce que no es plan ir mareándote de la impresión, ¡un día de estos te descalabras de un golpe!
    Debo de tener un lado masoca, por venir a leerte cada jueves antes de irme a dormir, ¡menudo chute de adrenalina!
    Buenas noches, ¡que descanses! 😉

    • Alan Rulf dijo:

      Cualquiera de las dos opciones podría perseguirme de por vida.

      Eso de las imágenes que no deberían estar en los espejos, pone los pelos de punta. (A los osos blancos también).

      Pero no entiendo lo del lado masoca. Diría más bien sibarita. Lo disfrutas de la mejor manera posible. 😉

      Buenas noches. Apoyaré la cabeza del lado que no tiene los puntos…

  6. bypils dijo:

    Yo sí que estoy tensa…
    Primero, la atmósfera de la enfermedad.
    Después, me has dado un respiro en la pelu, ya que por lo menos, la cosa iba de investigar pero, claro, es llegar a casa y visionar ( como en una película) una escena de “clímax-sobrenatural”, con sangre , niño fantasma ( será una víctima de “El Zurrones” ?) y percance físico del protagonista .
    Para rematar, la última frase que no sólo anticipa : también da miedo.

    N.B: Me morderé la lengua y no diré nada de lo que me cuesta esperar al próximo jueves…

    • Alan Rulf dijo:

      Creo que en la peluquería estaban probando una nueva técnica: Te ponen los pelos de punta, y así te los cortan más fácilmente.

      Ha sido una entrada ‘in crescendo‘.

      N.A.: Estoy aligerando, ¿no? No puedo seguir… más pronto, pero al menos las semanas se me pasan volando. 😛 Tienes una curiosa manera de no decirlo. Haré como que no lo he leído.

  7. Charles dijo:

    Espero que tengas suerte y te den cita para el psiquiatra porque en ese plan no puedes seguir. Te va a dar un paro cardíaco…
    Saludos.

  8. flori dijo:

    Aquí son las 8 de la noche… después de correr un buen rato venia cansada, pero tu relato me ha quitado el sueño; menos mal que nos los das por dosis, porque si fuera un libro me leo en un día, no espero a pasar el susto!

    Un saludo 😉

    • Alan Rulf dijo:

      Me has recordado que la última persona que se leyó el libro que quiero publicar, de 181 páginas, se lo leyó en 24 horas. Lo empezó un viernes y lo terminó el sábado.

      Saludos.

  9. Kathy dijo:

    A lo mejor el niño quiere jugar…que caída amigo, más cuidado para la próxima, abrazos y un buen fin de semana.

  10. ¡Ay! Que miedo, parece que esto va subiendo de volumen … y la verdad me da miedito, estoy chinita, hasta escalofrios tengo…si no duermo esta noche o tengo pesadillas, ya tengo un culpable. La proxima tal vez te lea en la mañanita.
    Y como dice la cancion…” me asusta pero me gusta…”
    Saludo horror-oso. 😦

    • Alan Rulf dijo:

      En efecto, va subiendo de volumen y todo se acelera hasta que pase… lo que tenga que pasar. Pero no leerás por la mañana. ¿A que no? 😀

      Saludos.

  11. ¡Me ha encantado! Y eso que no me gustan las historias de miedo …

    El texto tiene ritmo, y me he sentido con tres puntos en la cabeza, y si… me envuelve el silencio.

    :9

    • Alan Rulf dijo:

      ¡Me alegro! A mí me encanta escribirlas, aunque vivirlas es… otra cosa. Dejémoslo ahí.

      El silencio, cuando suena de esa forma, es impresionante. Demoledor.

      :9

  12. mensnudum dijo:

    ¿Y si le preguntas al niño qué quiere/necesita? Quizá así sea más fácil y menos doloroso que asustarte y necesitar puntos de sutura…

    Si es un espíritu daño no te puede hacer, además esas cosas que hace para llamar tu atención son poco higiénicas… ¡¡niños!!

    Saludos,

    • Alan Rulf dijo:

      El niño en sí no me daría demasiado miedo si apareciera de otra forma. Pero es que así… ¡me asustaría hasta del osito de Mimosín!

      Eso de que los espíritus no pueden hacer daño… espero que tengas razón.

      Saludos.

  13. gaviotasinamor dijo:

    Hola precioso!! mira yo te diria que saques unos ahorrillos y te vayas yaaaa al psiquiatra, hazme caso… yo creo que ese niño eres tú, de pequeño, que no termina de encajar, en al vida que llevas.
    En cuanto al tema me encantaaaa, ya sabes que a mi el misterio me va mogollón.
    Me gusta, luego vuelvo feliz viernes Osito blanco, que no pájaro mosca!

    • Alan Rulf dijo:

      Es buena idea. Si me dan la cita para muy adelante, tendré que hacerlo…

      Me alegro de que te guste. Yo lo estoy disfrutando mucho. 🙂

      Saludos de hasta luego.

  14. Ana Azul dijo:

    Sólo te queda procurar entablar una conversación con el niño, o mejor intentar grabarle, y así te creerían, aunque presiento que si te creen y lo quieren tapar todo y por eso te mandan al psiquiátrico. Veremos como sigue la historia.
    Chao
    Ana

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Grabarle? No lo había pensado. Pero es que siempre me pilla por sorpresa, desprevenido…

      Si consigo grabarle, tendría la prueba de que no se lo inventa mi mente… Voy a pensar cómo podría intentarlo.

      Yo no creo que los médicos me crean. Yo mismo no me creería…

      Saludos.

      • gaviotasinamor dijo:

        No se pueden grabar los fantasmas son invisibles!!

      • Emy Tecuento dijo:

        Por la mañana me he prohibido intervenir en los blogs, ¡pero a veces no me hago caso! jeje. Esto que oigo es demasiado tentador como para no meter baza 😛

        Ten la cámara preparada, y la próxima vez que aparezca, en lugar de desmayarte ¡retrata el espejo!, a ver si hay suerte, jejeje 😉

      • Emy Tecuento dijo:

        No he estado aquí, esto es producto de tu imaginación…

      • Alan Rulf dijo:

        Carmen, se supone que son invisibles, pero algunos los hemos visto. Si se pueden ver, también se pueden fotografiar. Busca en Google “fotos de fantasmas”.

        Emy, no te vas a creer lo que me acabo de imaginar: Venías a mi ‘blog’ y ponías dos comentarios.

  15. aslaram dijo:

    Buenos dias.
    Como siempre, y de costumbre, tus blogs, llenos de misterios.
    ¿”Quien sera esa niño”?
    Pasa un buen fin de semana
    Saludos

    • Alan Rulf dijo:

      Buenos días.

      Ya nos enteraremos de quién es ese niño; dejará de ser un misterio.

      Me encanta esa foto, ya lo sabes. Gracias por traerla.

      Saludos.

  16. ARISTIDES dijo:

    ¡Qué tensión! He sentido hasta al niño detrás de mi.

    Es una gozada pasar un pelín de miedo. Se le coge gusto.

    Pasa un buen día

  17. Concha Huerta dijo:

    Ya me estoy encariñando con este fantasmita tuyo… Un saludo

  18. Una dijo:

    Alan, habla con él, debe tener una historia increible e impresionante y así después nos la cuentas. No nos dejes con las ganas…
    Que tengas un feliz y tranquilo día.
    Saludos.

    • Alan Rulf dijo:

      Es que no es fácil hablar con él. Siempre me pilla por sorpresa, y parece bastante callado…

      No te preocupes, no me gusta dejar con las ganas a nadie.

      Feliz finde…

  19. micromios dijo:

    Buen escenario con un intrigante clima para crear una historia. Espero te decidas a escribirla.
    Salut

  20. Emy Tecuento dijo:

    jeje, ¡a ver si esto también te lo imaginabas, Alan!
    Toma, la he retratado con mi cámara nueva para vosotros 😉

  21. lehahiah0909 dijo:

    Lararararaaaaaaaaaaaaaaaaa..jejej entro cantando para romper el silencio…ese que da mieditis osito..no te asustes que soy yo vale???
    Sangre?? tu estas seguro osi?? a ver si es una bromita de alguno de tus niños y echaron colorante a la cisterna…y pusieron más en el inodoro…y como era la hora de la merienda pues iban comiendo un plátano…dejaron la cáscara y llegaste tu y …..¡¡zassssss!! piñazo que te crió!!
    Ahhh pero lo del niño fantasmin si ….ese estaba alli seguro…y dices que con una pala?? ummmm a ver si queria desenterrar algo?? ayyyyyyyyy soy un mar de dudas….. me ayudas..?? anda asi…al oido cuéntame alguna cositaaa

    • Alan Rulf dijo:

      Tu intento de explicación tiene un pequeño fallo: mis hijos estaban con su madre desde el jueves por la mañana.

      La pala también puede ser para jugar en la arena.

      ¿Que te cuente algo? Pues escucha, acerca tu oído, resulta que bisss, bissss, ssss, bisss.

  22. Qué bueno!!! esto parece una serie de suspenso, y siempre nos dejas con dudas!!

    • Alan Rulf dijo:

      Bueno, yo pongo todo lo que sé, pero es que parece que sólo sé que no sé nada…

      Pero os seguiré informando puntualmente. Aunque sea para seguir dejándoos con dudas.

  23. El Corsario Negro dijo:

    Los fantasmas existen; le quieren decir algo, sencillamente deberá estar atento, para saber interpretar sus manifestaciones.
    Aunque tenga cita para el psiquiatra, creo que no lo necesita.
    La herida, cuídesela.

    Sigo en la travesía.

    • Alan Rulf dijo:

      Todavía me duele un poco, fue un buen golpe, aunque nada comparado con los que debe de haberse llevado vuesa merced por esos mares indómitos…

      Gracias por seguir en la travesía.

  24. ║║╔═╦╦╦═╗♥
    ║╚╣║║║║╩╣ (¯`v´¯)
    ╚═╩═╩═╩ƸӜ `•.¸.• ♥♥Feliz Domingo♥♥

    Un regalito para tí:

    (Ya me pasaré más despacito…)

    • Alan Rulf dijo:

      ¡Ufff! He tenido un domingo bonito, pero muy cansado y ocupado.

      Claro que con besos dorados se lleva mejor, qué duda cabe…

      (Pasa cuando quieras…)

  25. Elena dijo:

    Me gusta 🙂

  26. Pericles dijo:

    No sé si la psiquiatríaa encontrará la solución, más parece un asunto propio de psicólogos e incluso de parapsicólogos. Espero que la resolución no sea demasiado tortuosa.
    Un saludo.

  27. Mercedes Molinero dijo:

    ¿Creías que te habías desembarazado de mí? pues no, de eso nada, estoy aquí para hacer mi crítica correspondiente.
    Ten cuidado con el niño que tiene demasiada mala idea y recuerda la frase siguiente: los niños son unos locos bajitos.
    Un abrazo

    • Alan Rulf dijo:

      Te he echado de menos. Me alegro de que hayas vuelto de tus vacacionesoloquehayansido.

      Si cuidado ya tengo, pero en cuanto me descuido… ¡zas!

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.