Jueves, 24 de marzo de 2.011.

He visto un fantasma, y eso es algo en lo que no creo.

Aún afectado por los acontecimientos, decido empezar este diario con la esperanza de no escribir más que lo de hoy, mas sospecho con temor que no será así.

Anoche metí a los niños en la cama, me quedé trabajando un rato, y luego me fui a dormir. Hasta ese momento todo era normal. No me costó conciliar el sueño; nunca me cuesta, con todo el que tengo atrasado.

Una voz me despertó, “Alan, Alan…” Era una llamada algo más fuerte que un susurro. No eran mis hijos, ellos nunca me nombran así. Abrí los ojos y lo vi. Había un niño en mi habitación, con los brazos extendidos, portando en sus manos algo que parecían unos juguetes que no pude distinguir con nitidez. No había detalles perfilados, como si estuviera justo detrás de un cristal traslúcido. Pero era un niño, de eso no tenía ninguna duda. Y emitía luz.

Todo estaba oscuro: Las persianas bajadas, y las luces apagadas. No eran brillos, reflejos, ni sombras. No estaba soñando, ni confundido por el despertar. Soy una persona racional, siempre busco la explicación más sensata. No me engañaron mis sentidos, sé que lo vi.

Conservé la calma, a lo que ayudó en gran medida que la actitud de la imagen no fuera amenazante, y que permaneciera inmóvil. Me incorporé de la cama, y traté de reflexionar. ¿Qué podía hacer? Encendí la luz de mi mesita de noche.

Aún se distinguía, amortiguado, hasta que, pasado un rato, comenzó a desvanecerse para desaparecer por completo en unos segundos. Miré el reloj: Las 4 de la mañana.

Mi primera reacción fue comprobar que mis hijos estaban bien. Lo estaban. Luego… no supe qué hacer. Tenía muy claro lo que había visto, ignoraba por qué o para qué. Tal vez no había respuesta, acaso esas preguntas carecían de sentido. Constaté que no estaba soñando, seguro de que esa sería mi primera posible explicación el día siguiente. Estaba muy despierto, y lo había visto con tanta claridad como había oído esa voz que me despertó.

Mi mente racional sólo encontraba una justificación, algo en lo que no creía parecía haberme ocurrido. Aunque ya no estoy tan seguro. He encontrado una alternativa a mi historia de fantasmas.

Mi madre padece de esquizofrenia. Esa enfermedad puede producir alucinaciones visuales o auditivas. Me explicaron que se producían una especie de interferencias en el cerebro cuyos efectos eran los mismos que habrían provocado los órganos sensoriales, por lo que al cerebro le costaba mucho trabajo asumir que aquello no era real. También me dijeron que es una enfermedad hereditaria. No tiene por qué heredarse, pero es posible.

Mi madre tuvo su primera visión en la adolescencia, una mujer envuelta en un halo de luz que ella identificó con la Virgen María; las voces la acompañaron durante toda su vida. Ella nunca creyó que estaba enferma.

No sé si lo que vi anoche fue real o producto de una alucinación. Ambas opciones me aterrorizan.

Quiero dejar constancia escrita de todos los detalles por si algún día pueden serme útiles. Aquí comienzo el diario de mis miedos, espero a la vez estar terminándolo.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Diario de mis miedos. y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

82 respuestas a Jueves, 24 de marzo de 2.011.

  1. Está, como siempre, estupendo el relato y el tema es interesante, pero he aquí mi pregunta: ¿no necesitarás unas vacaciones? ¿y se pillaras un bono para SPA?
    Es una broma, me ha gustado mucho el texto.
    Un abrazo

    • Alan Rulf dijo:

      Sí necesito unas vacaciones, pero eso es otra historia. Me alegro de que te haya gustado. Bienvenida a esta nueva sección.

      Saludos.

  2. winnie0 dijo:

    Uy esta sección PROMETE….BRavo. (hasta has conseguido asustarme) bss

  3. Elena dijo:

    Alan, el diario de los miedos no acaba nunca, siento ser yo quien te lo diga, 🙂
    Logras transmitir la inquietud del protagonista, sobre todo a los racionales como yo.
    ¡No te asustes!

  4. zambullida dijo:

    Mañana me paso, mi querido oso.

  5. Emy Tecuento dijo:

    Es un relato fantástico, Alan, has conseguido atemorizarme, pero me dejas perpleja, pues no sé si es una vivencia real o producto de tu imaginación.
    ¡Vaya, dicho así, sigo metida en la historia!
    Con tu permiso, me salgo de ella un momentito, y la hago real.
    No sé si voy a tranquilizarte, pues las dos cosas te aterrorizan, pero la esquizofrenia suele desarrollarse a una edad bastante temprana, veo que controlas el tema, puesto que relatas que tu madre la padeció en su adolescencia.
    Así que por racional que intentemos ser, me quedo con la explicación de la aparición espectral.
    Mírale el lado positivo, ¡no sufres ninguna demencia!
    Si vuelve a aparecer, tienes 2 opciones: pregúntale lo que desea antes de que desaparezca, o dile con firmeza que se vaya y no vuelva a visitarte.
    Buenas noches, que nadie te despierte 😉

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Crees que las biografías no tienen nada inventado? ¿Crees que todo es ficticio en la ficción? No hay nada más que estados intermedios, y no pienso decir en qué punto se encuentra este “Diario de mis miedos”.

      Has entrado consciente y voluntariamente buscando terror. No te voy a decir si me ha ocurrido a mí, o si te podría pasar a ti.

      Pero será mejor que no apagues la luz.

      • Emy Tecuento dijo:

        ¡Contesto tus preguntas en orden, eh! 😀
        Si inventas tanto como yo, tenemos mareada la peña… claro que lo mío no es biográfico, ¿o sí?
        Jeje, ídem, ¡pero viceversa!
        Ya sé que es una aserción, pero aunque quisieras contármelo, ¡me taparía los oídos!
        Anoche me fui a dormir algo inquieta después de leerte, ¡¡y estás consiguiendo acobardarme de nuevo!!

        Cuando publiques el siguiente relato de tus miedos, me adentraré de nuevo en el terror, pero esta vez no será un acto voluntario, será fruto de una incipiente adicción al subidón de adrenalina 😉

  6. Los miedos: creo que todos tenemos nuestros fantasmas, e incluso, a veces tememos lo que nunca pasará.

    El principio de Ockam.. estoy convencida de que el niño con luz, no debe de ser un miedo, sino al contrario, un buen presagio.

    Ánimo con la nueva sección, y.. además, cuando uno cuenta sus miedos, los espanta.

    :9

  7. Rela53 dijo:

    Es un sueño, en él te despiertas y ves al fantasmita (aún no es adulto) no te asustes los fantasmas son todos buenos, porque haberlos… haylos 😉
    Saludos.

  8. mensnudum dijo:

    ¡¡Me gusta!!

  9. Ana dijo:

    A mí me pasa eso y me da algo, pero intentaría asumirlo todo muy bien, para buscar una explicación. Todo, menos pensar que es un síntoma de la esquizofrenia, aunque nunca se sabe.
    Intenta hacerte amigo de él y que te cuente porque aparece así 😀
    Chao
    Ana

  10. Una dijo:

    Alan…, guauuuuuu has conseguido intranquilizarme con ese niño, no he visto nunca fantasmas, sentir presencias si, pero sabes que te digo que de momento tengo mas miedo algunos vivos.
    Me encantan tus relatos.
    Que pases un feliz fin de semana.

    • Alan Rulf dijo:

      Puede que ese niño pretenda protegerme de algún vivo. Aún no lo sé, pero cuando descubra algo más, seréis los primeros en saberlo.

      Saludos.

  11. Concha Huerta dijo:

    Espero que fuera una visión propia del ensueño, esa etapa intermedio entre el sueño y la vigilia en la que podemos recordar lo que soñamos. De todos modos, ¿que significará ese niño?. Tu preocupación por tus hijos, o por ti mismo de pequeño? Un saludo

    • Alan Rulf dijo:

      Para mí sería la mejor explicación, pero lo dudo mucho. Estaba muy despierto cuando lo vi. Como no creo en fantasmas, nunca me preocupé de investigar su significado. Es evidente que ha llegado el momento.

      Saludos.

  12. Ana Chavarría dijo:

    Alan, FANTAStico… me encantó la descripción y el final abierto. Saludos!

  13. zambullida dijo:

    El relato es fantástico y ha logrado meterme el miedo en el cuerpo ¡Enhorabuena, Alan!

  14. Pssst… Venía al otro post, pero me he encontrado con éste, que no me ha venido en el correo, así que hablo un poquito y luego me paso a ver ¿vale?
    Está tan bien narrada esta historia, que podría ser real… Yo, la verdad, si me pongo en esa piel, lo primero que hago es ponerme en alerta y acudir la médico, porque estaría viendo reálmente un síntoma de que algo no va bien, cuando se ve tan “cláramente” es como bien llamas una alucinación y más con los antecedentes genéticos que nombras, de la madre, aunque no tienen por qué corresponder a ese u otro tipo de psicósis, hay otras patologías neurológicas o sea del sistema nervioso central que pueden hacernos ver u oir “cositas”
    Lo suyo es buscar la causa, porque la alucinación, ya te digo es solo un síntoma, de que algo no va bien… 😀
    Y dicho ésto… Me voy a dar una vuelta por el post del “Alien” porque la fuerza del cariño, es tan grande allí que seguro que el bicho, se ha llevado un buen guantazo… Pero antes, ven aquí ¿vale?
    >—O—< ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Que podría ser real? ¡Que me lo digan a mí!

      Te inclinas por la explicación neurológica. ¿No crees que podría ser un espíritu, un espectro, un aparecido? En todas las culturas existe esa creencia. Por algo será…

      Saludos, guapa.

      • Empiezas el texto diciendo: He visto un fantasma y, eso es “algo en lo que NO creo”.

      • Alan Rulf dijo:

        Sí, pero que no lo crea no quiere decir que no exista. Sólo me hace buscar otras explicaciones. Ya decidiré cuál me parece correcta. Es posible que tenga que cambiar de creencias… o no.

      • Emy Tecuento dijo:

        ¿No creéis que existan?, ¿¿es que soy la única en haber visto Ghost??

      • Alan Rulf dijo:

        Emy, te cuento (y siento tener que ser yo el que lo haga) que Ghost es una película. Es muy bonita, de mucho llorar, pero… alguien se lo ha inventado.

        Que puede que existan, no lo discuto, pero necesitamos pruebas más concluyentes.

      • Emy Tecuento dijo:

        Alan, ¡cielos, Alan!… ¡no se le saca la ilusión a una, así de golpe!!

      • Alan Rulf dijo:

        Sé que es duro aceptarlo, pero eres joven y podrás reponerte. No podía permitir que vivieras engañada. Hay que ir siempre con la verdad por delante.

        Y a Dios pongo por testigo, que nunca más volveré a…

        Perdona, creo que me he equivocado de película. 😀

  15. ¡Buenísimo relato!
    ¡Que miedo! las alucinaciones en tema bastante escalofriante, ojala no salga de la ficción.
    Quiza ese niño podría ser un pequeño Alancito que viajo del pasado, para echarle un vistazo al Alan adulto, se llevará una sorpresa cuando vea que se convirtió en oso… eh! bueno creo que la que alucina por aca es otra mejor me voy. Saludos

    P.D Gracias por todo …¿Que más podría decir? 😉

  16. Alan Rulf dijo:

    ¿Crees que puede ser un reflejo de mí mismo? ¿Mi parte infantil se separó de mi parte adulta para echarme un vistazo desde fuera?

    Lo pensaré.

    P.D. De nada. Es un placer.

  17. Viernes dijo:

    Me gusta esta nueva sección porque a través de ella podremos conocerte un poco más 😉 Suena a deseo/necesidad de compartir, quizá para ahuyentar tus miedos (no creo o en parte), quizá para ver cómo reaccionamos ante ellos (tipo estudio psico-sociológico) y cuáles son comunes (me “temo” que muchos).
    Estaba convencida de que lo que has contado era pura ficción, pero después de leer los comentarios ya no sé si te pasó o no. Estoy confusa y asustada 🙂

  18. Después de leer tu escrito no logro discernir si la historia es o no real. Nos quedaremos con la duda pues… 🙂
    Si te lo has inventado tan cual un mago se inventa un conejo de su chistera, chapó por ti. 🙂
    Si es una vivencia tuya de verdad de la buena, lo primero que me viene a la mente ahora mismo es, que las enfermedades mentales no respetan condición social, ni sexo, ni edad, nadie está libre de nada, y que la medicina ha avanzado hasta el punto de conseguir que la calidad de vida de una persona enferma mental siguiendo correctamente un tratamiento puede ser igual de buena que la de una persona “sana” mentalmente. 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Yo tampoco logro discernirlo 😛

      Si me lo he inventado, gracias por el chapó. 🙂

      Si es una vivencia mía, y resulta que no era un fantasma, estoy preparado para lo que pueda venir. 🙂

      Gracias por pasarte, me encanta ver tu avatar entre mis comentarios.

  19. Charles dijo:

    Los únicos fantasmas que hasta hoy he visto son de carne y hueso, y no dan miedo precisamente. Nos seguirás sorprendiendo con tu nueva sección, como es habitual…

    Saludos.

  20. veritasetprobitas dijo:

    Yo también era puramente racional hasta hace bien poco.
    El mundo onírico está lleno de misterios. Misterios que pueden parecer muy reales, pero que en realidad tan sólo son fruto de nuestra imaginación.

    Pero si estás seguro de que fue real… Efectivamente estoy al tanto de los síntomas de la esquizofrenia, una enfermedad muy peligrosa y que debe ser tratada.

    De todos modos si es la primera vez que te sucede, no te preocupes. Puede haber sido producto del cansancio o cualquier actividad que te haya debilitado tanto física como psíquicamente.

    • Alan Rulf dijo:

      No lo sé. Ya no sé qué pensar. Por eso he empezado este diario.

      Tampoco descarto que pueda haber otra explicación.

      Gracias por tu ayuda.

  21. bypils dijo:

    Para una seguidora ( de siempre y para siempre) de Stephen King, el terror con tinte “sobrenatural” es como un regalo , en plan delicatessen. En la primera parte, estaba cómoda y, por supuesto, “inquieta-pero-me-gusta”.

    Lo sorprendente es que, en el tramo final, el terror se ha teñido de “realidad” con la aparición de la enfermedad y, entonces, sí que me he “inquietado”.

    El formato de “Diario”, la primera persona , el juego de la confusión entre protagonista y autor ( bien jugado, por cierto) hacen que el relato se traslade a ese extraño lugar , entre ficción y realidad que “inquieta” mucho más.

    Inquietud…Provocar eso con las palabras (¿Cuantas?), sabes que es una pasada.
    Mi (“inquieta”) enhorabuena.

    • Alan Rulf dijo:

      Tú lo has dicho todo, con uno de esos comentarios que diseccionan mis entradas como sólo tú sabes hacerlo.

      Siempre me ha gustado el terror, pero mi obsesión en ese género me lleva a hacerlo creíble a toda costa, pues de otra forma no da miedo. Eso es cada vez más difícil, y me veo obligado a recurrir a las técnicas que tan bien has descrito.

      Me alegro de que te haya inquietado. El lunes toca reír.


  22. Reálmente… Genial!!! Conseguiste el suspense con el texto y a estas horas… Lo sigues manteniendo, e incluso agudizando en tus comentarios. 😆
    Sin palabras…

  23. lehahiah0909 dijo:

    Pero Alan porque te dió miedo?? si no te hacía nadaaaaa…pobre fantasmin…..y si el asustado era él?? traspasó la linea sin darse cuenta y …ploffff apareció en tu habitación…¡¡imaginate que flashhhhhh!!!!! te enseñaba sus juguetess y tu vas y enciendes la luz….pobrecin…..
    No de todo tenemos que saber la explicacion….¿o si??
    Besitos con alas….muakkkkkk

    • Alan Rulf dijo:

      No me asusté de él, ya he dicho que por su actitud. Me asusté de lo que implicaba. Además, apareció en mi casa, en mi habitación, me despertó (porque supongo que fue él quien me llamó, que tampoco lo sé con seguridad).

      No encendí la luz para echarle, sino para asegurarme de lo que estaba viendo. Seguramente él también estaba asustado, pero yo no actué con él de forma agresiva.

      O era un espíritu que tiene un problema y yo le puedo ayudar, o el que tiene el problema soy yo y me tengo que ayudar. Tengo que averiguar cuál de las dos es la correcta, ¿no?

      Gracias por tus besos.

  24. Y Ahora… A ver… Qué haces ahí… ¿No te acuerdas que es Finde?
    Estás de suerte, porque hoy vengo con ganitas de enseñarte a bailar lo que sea… No sé…

    Algo
    Porque si tú sales a bailar y “crees” que no sabes…

    Piensas que todas las miradas te están diciendo…

    ¡¡¡FUERA!!!
    Y aunque no lo quieras oir…

    Te caen como dos cubos de agua fría…
    Sí…
    ¿No?
    Pués MUY MAL!!! Porque lo que están pensando al verte es: Ala!!! Un baile nuevo… Qué valiente se atreve a ser la primera persona que lo intenta…
    ¿Notas la diferencia? ¿A qué sí?


    Mira yo…

    Vamos a ver… Te aviso, luego no digas que no… La del video no soy yo es un chico que ya había aprendido… Se llamaba Michael Jackson y quiso ponerse ahí… El primero ¿Vale?

    Ahora tú…

    A ver…
    Que ahora que ya crees que sabes… Porque… Lo crees ¿no?
    Te puedes comer la pista…

    Nota Muy importante: Toma nota de que ésto que te voy a decir ahora es lo más importante de todo el saludo
    La nota de verdad: El sentido del ridículo en muchos casos no hace más que estropearte la fiesta…
    Piénsalo bien y verás…
    Vale… Y ahora… A disfrutar con lo que sea…

    Bueno, va… Otra cosita más… Que es muy importante…
    Ven aquí…

    ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    • Alan Rulf dijo:

      Desde luego, eres única. ¿Te lo había dicho antes?

      Este fin de semana no puedo ponerlo en práctica, pero el próximo te aseguro que lo haré.

  25. Jejejejejeje!!! Ya te he dado faena ¿Eh? No dirás…
    Hoy la “fantasma” soy yo, jejejejejeje!!!

    • Alan Rulf dijo:

      ¡Dios mío! Me he despertado, y estaba todo eso ahí, a mi lado…

      Luego ya ha sido otra cosa, pero la primera impresión… 😀

  26. Mar dijo:

    Yo no creo en los fantasmas. Así que tu historia aún me da más miedo.

    Saludos desde el espejo.

  27. Pssst…

    AVISO:

    El mejor día 10 de Abril que va a tener este año…

    ¿A qué no? ¿Eh?
    Otro AVISO (Y con tiempo por si acaso):

    K lo sepas 🙂

  28. micromios dijo:

    Hay fantasmas que no creen que lo son y humanos son unos fantasmas. Y luego viene nuestra mente que crea y destruye lo que parece imposible.
    No sé como le fue a tu madre, pero hay gente que ve la virgen y sale por la tele.
    Salut

  29. flori dijo:

    Me gusta la manera como esta narrado el relato, bastante fluido y sentido; a mi me hiciste ponerme en tu lugar… por un lado no creo en los fantasmas, aunque he sabido de buena fuente de personas que los han visto y hasta le han hablado, lo que me deja pensar que pudieran existir… yo misma he visto “cosas” más que todo de niña pero parece que se van, cuando uno no les presta mucha atención, es como si tuviéramos un sexto sentido, y bueno, allí hay mucha tela que cortar y no me quiero extender.
    Por otro lado el tema de las alucinaciones es el que a mi me daría miedo; porque es preocupante estar perdiendo la noción de la realidad. De la enfermedad que mencionas se que se activa en estados fuertes de estrés. Te vendría bien un buen descanso o tomar las cosas con más calma.

    Me encanta esta entrada por lo intima que es, y la confianza que muestras al hablar de tus miedos, te felicito por eso! Espero que todo vaya bien.

    Un abrazo amigo.

    • Alan Rulf dijo:

      No te preocupes por mí. Reconozco que me vendría bien un descanso, pero me tomo las cosas con mucha calma.

      Veo una completa división en los comentarios entre los que opinan que es ficción, los que piensan que es realidad, y los que no saben a qué carta quedarse.

      Me encanta.

  30. MariLoli dijo:

    Hola, y buenos dias, Alan. Esa entrada no la he visto, uffffffff.
    ¿Habra algun fantasma merodeando por aqui, que no me deja ver tus actualizacioneeees?? Buen relato, pero fantasmas, hay de muchos tipos, pero haberlos, ahylas, o puede ser mas bien de tipo Psicológico.
    Descansa y pasa una buena semana
    Saludos

    • Alan Rulf dijo:

      Pues teniendo en cuenta tus conocimientos de estos temas, si alguien o algo quiere evitar que leas esta entrada, alguna razón tendrá…

      Feliz semana para ti también. Saludos.

      • aslaram dijo:

        Pues subscrita estoy en tus blogs, j’mio, ufffff.
        Cuando alguien me agrega, enseguida l@s veo en novedades y en el chivatete. He escrito al fantasma del Suport, y me dice, que muchas entradas no se ven porque estan mal actualizadas, aunque estemos subscrit@s.. pues no se, Alan, no se como hacer para que me vengan tus actualizaciones. Creo que implorare al Faraon para que haga algo

      • Alan Rulf dijo:

        ¿Mal actualizadas? ¿Cómo se puede actualizar mal una entrada?

        Si se actualiza mal, será cosa suya, digo yo…

  31. Vale… Visto 😆
    Pssst… Cuidado… alguien te esta vigilando… ¿tienes escalofrios?

    Va que no… Que soy yo disfrazada de gata para andar por aquí…

    Venga, ven aquí >–O–<
    ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

  32. saber vivir para vivir dijo:

    hola poco a poco leeré detalladamente cada uno de tus artículos que son interesantes,,, lo del fantasma realidad o no,, si existen en este mundo existe todo, las almas en penas y las que descansan,, aunque es un tema muy amplio y delicado feliz fin de semana

    • Alan Rulf dijo:

      Saludos, Jecnisse. Bienvenida a mi ‘blog’. Espero que te encuentres a gusto en él y lo disfrutes.

      Por supuesto, el tema es muy amplio y toca creencias muy profundas, pero está ahí.

      Saludos.

  33. Marcela Cozman dijo:

    Me asustas. Sabelo. mmmm… no se si voy a seguir tu diario. Quizá solo de día

    • Alan Rulf dijo:

      ¡No esperaba que te asustaras hasta ese extremo!

      Bueeeeeno, puedes leer de día, y evita leer los comentarios. Así lo pasarás “menos mal”. Pero te aconsejo que no te lo pierdas, que está quedando muy curioso…

      Saludos.

  34. Esto me da chucho… ¿Por que no me dejaste feliz con carolina y sus colores????

  35. Desde hace tiempo que quería darme un tiempo de leer tu blog con calma, y este relato me gustó mucho… Sabes me han pasado cosas parecidas varias veces y me he preguntado lo mismo, será que tengo algo de medium o estará algo mal conmigo? Bueno al final no se puede saber con certeza…

    Saludos! : )

    • Alan Rulf dijo:

      Bienvenida al ‘blog’, me alegro de que estés por aquí. Para orientarte, te recomiendo que leas el “Acerca de…” Ahí explico lo que es cada cosa.

      Respecto al relato, exploto el miedo a algo que a todos nos ha pasado aunque sea un poquito, y por eso lo tememos. Eso, unido a algo en lo que, si no lo creemos, no nos parece muy difícil que pueda ser real… El resultado es una duda entre dos causas. SI lo has leído entero, (17 capítulos), ya sabes cómo termina…

      Saludos.

Los comentarios están cerrados.