20.- Pesadilla en Elm Street.

Con los últimos acontecimientos no me había dado cuenta de que la tarde había avanzado tanto que, si no me daba prisa, me sería imposible encontrar un taller mecánico en el que me pudieran atender. De hecho, aunque lo lograra, difícilmente daría tiempo a recoger mi coche. Empecé a apurarme. La perspectiva de pasar allí otra noche no me agradaba, y decidí encontrar una solución de inmediato. Al parecer, no era el único que buscaba algo.

— Perdone, señor, estoy buscando la calle del Olmo. ¿Podría ayudarme?

... estoy buscando la calle del Olmo.Era una mujer de avanzada edad, con la piel llena de arrugas, y aunque el jersey de rayas rojas y verdes que llevaba era de muy dudoso gusto, lo que más atrajo mi atención fueron sus manos, con unas uñas tan largas que difícilmente le podían permitir realizar la más mínima actividad manual.

— Lo siento, señora, pero no soy de aquí…

— Debe de ser una de éstas, por lo que me han dicho unos señores muy amables a los que pregunté hace una media hora. Es que tardo mucho en llegar a los sitios, ¿sabe usted? Claro, a mi edad no estoy ágil, me cuesta desplazarme, es por la artrosis. Tenía que haberme conocido más joven, entonces podía andar lo que hiciera falta. Menudas caminatas me pegaba; me encantaba andar, no me subía a un coche si no era estrictamente necesario, no como ahora, que parece que todos lo usan hasta para cruzar la calle. Unos vagos es lo que son. Así les va, que no aguantan nada.

Aproveché que tomaba aire para interrumpirla.

— Perdone, pero tengo un poco de prisa…

Ella no esperó a que tomara aire para interrumpirme.

— No se preocupe, será sólo un momento. ¿Podría decirme cómo se llama esa calle? Es que no distingo bien las letras tan pequeñas. No sé por qué las hacen tan finas. Tengo la vista cansada, ¿sabe? Aunque no tenían que llamarlo así, porque yo no me canso de mirar cosas. Pero algunas no las veo con nitidez, sobre todo si las ponen tan lejos. Es que no lo consigo, por mucho que me esfuerce.

— Lo siento, pero ésta no es. Pone “Calle del León”.

— Vaya, pues tiene que estar cerca. Vengo de hacerme la manicura, ¿sabe?, que ya tenía las uñas muy estropeadas, y quería visitar a una amiga que se ha venido a vivir aquí. En realidad la casa es de su hija, la mayor, porque tiene otra. Pasa seis meses con cada una, En realidad la casa es de su hija...pero yo es la primera vez que vengo a verla a esta casa. Me dijo que era la calle del Olmo, y que le había dicho su nieto, Alfredo, que le gustaba mucho vivir ahí, porque en inglés se decía “Elm Street”, y había una película de miedo, de esas que les gustan a los chicos, que pasaba en esa calle. No en la calle donde viven ellos, claro. Parece que eligieron ese nombre porque en casi todas las ciudades hay una calle del Olmo, incluso en Estados Unidos, y así conseguían dar más miedo, porque todos pensaban que la historia se refería a su ciudad. Yo no sé cómo pueden ver esas películas, con lo bonitas que son las de amor. “Lo que el viento se llevó”, eso sí era una película, y no lo que hacen ahora, con tantos tiros y tanta sangre. Si es que no paran quietos, que me mareo sólo con mirar la pantalla. Eso tenía que estar prohibido.

A esas alturas era ya evidente que no me libraría de ella sin encontrar la dichosa calle, así que me esforcé en hallar el ansiado rótulo. Tuve suerte, la calle del Olmo era justo aquella en la que estábamos, y así se lo dije.

— Muchas gracias, ha sido usted muy amable. Se nota que aún quedan caballeros por el mundo, y no como dice mi amiga, que se cree que todo es mala educación. No señor, le voy a decir que he encontrado un señor muy majo que me ha acompañado justo hasta el portal. Mire, tiene que ser por ahí, es el número 36. Éste es el 18, ¿no? Venga por aquí, joven, que enseguida llegamos.

Por supuesto, hasta que se metió en el portal no pude zafarme de aquella señora tan pesadita.

Safe Creative #1011150011579

Anuncios

Acerca de Alan Rulf

Alan Rulf es el pseudónimo que recoge mi faceta de escritor, para separarla de otros intereses y aficiones.
Esta entrada fue publicada en Mitos revisados. y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

75 respuestas a 20.- Pesadilla en Elm Street.

  1. Reconozcamos que a veces somos impacientes con las personas mayores, pero si te paras un momento con ellas, y dejas que te hablen, se descubren fantásticas vidas.

    Muy amable ese caballero tan majo que acompañó a la sra. que le gustaban las películas románticas.

    :9

    • Alan Rulf dijo:

      Sí, muchas están solas y necesitan hablar. También hay algunas que se aprovechan de su edad, pero bueno, supongo que es disculpable. Pesados los hay de todas las edades.

      No conocía ese emoticono. ¿Querías poner “)” y salió “9”? Es gracioso.

      :9

      Saludos.

  2. carmentriste dijo:

    Buenos días Alan, pues esta señora que a tu protagonista le pareció “pesadita” para mí es una ancianita muy entrañable y con mucha falta de atención y cariño, además de una gran soledad, la cual no sabe como llamar la atención, de ahí porque lleva esas uñas,pintadas y largas, a su avanzada edad: ¡¡ay!! que tristee s la vejez señor, yo digo como decía mi tocaya Carmen Ordoñez, no quiero morir demasiado mayor…
    me has llegado al corazón quizás sea, porque ya me voy hacien mayor…por lo menos lo soy más que tú.
    Un abrazo guapetón

    • Alan Rulf dijo:

      Si yo soy el primero en escuchar a todo el mundo, pero ya la había ayudado, tenía prisa, y no me soltaba…

      De todas formas, ya sabes que es una broma. Necesitaba el juego de palabras con el público, y quiero que se vea con humor. No hay ninguna falta de respeto. 🙂 ¿Cómo pondrías una señora algo pesada en la calle del Olmo?

      Opino como tú: Tendríamos que escuchar más a nuestros mayores, por su bien y por el nuestro propio.

      Como decían los Teletubbies, ¡abrazo fuerte!

  3. Emy Tecuento dijo:

    Cuando me pillan de esa manera –y no solamente las ancianas lo hacen- escucho con educación un tiempo, y hasta intento comprender y ayudar como tú en tu relato, pero todos tenemos un cupo de paciencia.
    ¡Alan, tienes que hacerte con un móvil como el mío: con función “llamada falsa”! jeje, no veas lo bien que funciona en estos casos!!
    Besotes!!

    • Alan Rulf dijo:

      Buena idea la del móvil, pero creo que esa función la usaría mucho más con mi trabajo que con las personas mayores.

      ¡Abrazo fuerte!

  4. mensnudum dijo:

    Genial ley de Murphy, tener prisa y la señora parece tener todo el tiempo del mundo…

    ¡Buenos días!

    • Alan Rulf dijo:

      Eso no falla nunca, cuanta más prisa tienes, menos puedes avanzar. Al final me va a tocar pasar otra noche en esta ciudad. Empiezo a temer que de mi coche no va a quedar ni el chasis cuando vaya a recogerlo.

      ¡Buenos días!, así, con energía. ¡Vamos a comernos esta semana!

  5. Mercedes Molinero dijo:

    Estoy de acuerdo con Emy, un móvil con llamada falsa es la solución, aunque seguro que tú seguirías ayudándola a la pobre, aunque pesadita, señora.
    Una feliz semana y un abrazo

  6. MariLoli dijo:

    Buenos dias, Alan.
    Muy buen post. Saber escuchar, se lee fácil como de sentido común; las personas mayores también pueden encontrar respuestas excelentes de personas que a nuestro punto de vista no estarían en condiciones de darnos un consejo, por eso creo que siempre hay que estar abierto a escuchar a cualquier persona, incluso menor, mantener un sentido ecléctico de la vida, y así ampliar nuestro criterio
    Feliz semana

  7. zambullida dijo:

    ¡Pobrecita! Habla tanto, como la mayoría de las ancianas, porque se pasa el día sola. A mí me ha parecido entrañable, pese a las uñas. Me ha encantado el comentario ése de que ella no se cansa de mirar las cosas. Seguro que ella ve más que la mayoría; parece que andamos por el mundo correteando y apenas nos detenemos en los detalles, en lo pequeño, en lo que de verdad importa.

    Feliz comienzo de semana, Alan.

  8. annefatosme dijo:

    Estimado Alan, chapeau! Has descrito la soledad de forma soberbia, sin nombrarla siquiera. Toda una lección. Impecable.
    Un saludo,

    • Alan Rulf dijo:

      No pretendo dar lecciones, sólo entretener. Me alegro de que te haya gustado.

      ¿Sabes?, me encanta esa carita tan sonriente que sale al lado de tu nombre. Me gustan los avatares sonrientes. Dan alegría.

      ¡Abrazo fuerte!

  9. Viernes dijo:

    Me ha hecho gracia el título, muy acertado (sin perder de vista la broma).
    Pero con el tema de las abuelitas soy muy susceptible. Si hubiera sido un/a joven o señor/a de mediana edad, me hubiera identificado “contigo” y “tu” pesadilla. Pero en el caso de las abuelitas, ahí me pillas, la mayoría me parecen entrañables y la que abordo normalmente soy yo (en cuanto veo a alguna despistada, desorientada o con semblante de necesitar ayuda, se la ofrezco sin esperar a que la pidan). Hay sonrisas y miradas de agradecimiento y alivio impagables, para enmarcar, si se pudiera.

    Digo normalmente porque en la última semana me “abordaron” dos. La primera, de unos 80 años, me la encontré en el parque, me senté a su lado y empezó a contarme su vida y como vio que no la interrumpía, siguió hasta que tuve que irme. La otra se me acercó mientras me tomaba un café en una terraza, me preguntó la edad, si estaba casada, si tenía hijos y me echó algún piropo que me hizo muchísima gracia. Se lo devolví (a sus 91 estaba estupenda y se lo dije) y me quedé con ganas de seguir charlando con ella.

    Claro que en ambos casos, yo no tenía prisa, pero de haberla tenido, me hubiera gustado emplazarlas para otro momento y disfrutar de sus relatos. Sé que no siempre es así, pero yo suelo tener mucha suerte y me suelo encontrar a personas encantadoras.

    Genial el desacuerdo de la señora con la etiqueta “vista cansada” 🙂

    Saludos.

    • Alan Rulf dijo:

      Tenía que ser mujer, para que fuera pesadillA, y muy mayor, para tener tantas arrugas. Lo demás viene todo solo.

      Desearía tener tiempo, vivir despacio, para eso y para otras cosas. Espero que “mañana”…

      ¡Abrazo fuerte!

  10. Jejejejejeje!!! Lo que me he podido reir!!!
    Por eso yo, cuando voy a la consulta del médico, ya no pregunto qué le pasa a nadie, por si acaso… A veces me han contado todas las enfermedades que tuvieron, desde el nacimiento hasta el presente inmediato, jejejejeje!!! ¿Y que vas a hacer en estos casos? ¿Eh? Escuchar y armarte de paciencia… Si no te dejan ni “meter baza” a tí, jejejeje!!! ¿A qué sí?
    Y más, si ni siquiera puedes Huir… Además dicen que huir es de cobardes ¿no? jejejejeje!!!

  11. Bueno, a lo que venía antes de saber que tenías un post nuevo…
    Pssst… ¿Qué?
    ¿Estás listo para afrontar la semana?
    ¿Eh?
    Yo sí 🙂
    A por ella y… Ya sabes “ARRASANDO” que es gerúndio

    Yo, mañana empiezo otra “batalla” ¿Sabes??

    Voy a por la tercera ya y traigo el justificante, por si no me ves unos diitas… Para que no te preocupes ¿Vale?

    Así que, ven aquí que te abrace y te llene de besos si eso…
    >—O—<

    ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    • Alan Rulf dijo:

      Estoy listo para afrontar la semana, y para apoyarte en tu batalla. Sabes que seremos muchos contra tu Alien: a por él, no tiene nada que hacer.

      Dosificaré tus besos para este tiempo; no te preocupes por eso, sino por los que tendrás que poner después.

      Mucho ánimo y que la fuerza te acompañe.

  12. Por cierto, el título… Lo de “pesadilla” en la calle del Olmo… Super-acertado, jejejejeje!!!

  13. bypils dijo:

    A mí, me ha podido la parte cinéfila . En la primera parte, he visto a la abuelita de Freddy Krueger…claramente ( ha faltado el sombrero) pero…, “Alfredo” es el nieto de la amiga …Uf! menos mal!. Si llega a ser el suyo, era para salir corriendo. ; – )

    Y es que para mí, Freddy ,es la figura de terror que más miedo me da. Será por lo indefensos que estamos en los sueños…En el “Pasaje del terror” del Tibidabo, fui capaz de sortear con risas a todos los malignos y villanos famosos pero…cuando el actor que hacía de Krueger se me plantó a dos metros moviendo la manita…Casi lo traspasé, al pobre tipo, en mi huida frenética!

    Así que me ha tranquilizado que la “pesadilla” en esta Elm Street, fuera la verborrea de esta simpática señora ( da buen rollo, el personaje) y que los dos estéis sanos y salvos en el 36 de la Calle Olmo… aunque , por si acaso, (que en Los Mitos Revisados nunca se sabe que puede pasar)vete rápido no te vayas a encontrar a unas niñas saltando la comba, apaciblemente…

    La cancioncita me persiguirá hoy: http://www.youtube.com/watch?v=75O3vkSELWI&feature=related

    • Alan Rulf dijo:

      Tú y yo tenemos muchas cosas en común: Freddy es también mi favorito, y no podía dejar de meterlo en esta historia.

      ¿Te cuento un secreto? Yo soñé con él dos veces. Ambas fallecí, claro. Por suerte, hubo un fallo en la conexión con la realidad, y sigo vivo. Pero tengo mis dos propias películas con Freddy.

      Las niñas de la comba saldrán al principio de la semana próxima.

      ¡Abrazo fuerte y sin cuchillas!

  14. Ana dijo:

    Este tipo de señoras, son pesadas pero muy amables, se nota que necesitan conversación y compañía. ¿Y que nos cuesta contentarlas?
    Chao
    Ana

    • Alan Rulf dijo:

      En realidad piden compañía y protección a gritos. ¿Has visto cómo me manipuló al final para que la llevara hasta el portal?

      Saludos.

  15. flori dijo:

    A veces personas ancianas, nos atrapan con su conversación, pero cuando nos dejamos llevar, y le seguimos la corriente, descubre uno esa simpatía y cariño que muchos llevan impreso… los que hablan así seguro tienen mucho para dar, sino fuera por la soledad. 😉
    Un saludo!

    • Alan Rulf dijo:

      Antes se respetaba a los ancianos, y se los escuchaba, porque su experiencia era fuente de conocimiento. Ahora no, el progreso los dejó anticuados antes de jubilarse, y creemos que nada podemos aprender de ellos. Y aunque así fuera, deberíamos escucharlos.

      Dichosas prisas. Tengo unas ganas de jubilarme… (¡Y no me queda nada!)

      ¡Abrazo fuerte!

  16. Charles dijo:

    La señora parece lo suficientemente pesada como para soñar con ella. Y no precisamente un sueño agradable. Por suerte el desenlace ha sido suave. De haber discutido con ella, su imagen podría haber terminado por calar de forma obsesiva en la memoria apareciendo en los sueños reiteradamente. Aunque quizá sea algo exagerado.

    Saludos

    • Alan Rulf dijo:

      No te preocupes, recuerda todas las secuelas que hubo. Seguro que vuelve a aparecer por aquí. ¿O pensabas que nos íbamos a librar de ella tan fácilmente? 😉

      Hoy me estoy despidiendo a la manera de los Teletubbies, sin que sirva de precedente: ¡Abrazo fuerte!

  17. Raquel dijo:

    Vaya, vaya con las arrugas. Puff, reconozco esos monólogos disfrazados de conversación. ¡Y al final tuvo que ir hasta el portal!
    En fin, pensé que tenía la exclusiva en el cambio de despedida. ¡Qué le vamos a hacer!
    Besotes.

    • Alan Rulf dijo:

      Casi estoy buscando ya la próxima coincidencia.

      Ya has visto la despedida de hoy. Erais unas cuantas reclamando un cambio.

      Pero no te preocupes, te presento tu propia despedida, sólo para ti, la que te pondré de ahora en adelante (si te gusta; si no, buscaré otra):

      Yo sigo erre que erre.

  18. lehahiah0909 dijo:

    Ay Alan me recordó a una señora muy mayorcita que me encontré hace ya un tiempo al salir del trabajo…estaba totalmente desorientada y no encontraba la casa de su hija….me dijo que era la tercera persona a la que preguntaba y cuando me ofrecí a acompañarla….se agarró a mi brazo y te aseguro que todavía siento sus dedos de lo que me apretaba..todo el rato hablando sin parar…yo solo me limitaba a sonreirla y a tranquilizarla pero emanaba una ternura que….jamas podre olvidarla.. era una anciana especial….no se muy bien porque pero lo era…pero tambien te digo que al paso del tiempo y tantos años de trabajo con el público hay dias que te aseguro que….toda mi paciencia se la arrebañan en un pis pas….. y necesito la soledad…esa que a nuestros mayores les sobra….
    Besitos con muuuuuuuuuchas alitas….teletubbie..jajajjaj..oye a ti cual te gusta mas…Dypsi?? Lala?? Pooooo???o Tinki Winki …muakkkkkkkkkkkkkkkk

    • Alan Rulf dijo:

      Cuando se te acabe la paciencia, piensa que algún día tú te puedes encontrar en su situación, y tal vez harías las cosas que ellos hacen ahora.

      De los Teletubbies, lo que más me gustaban eran las tubbitostadas, y el aspirador ese que tenían, Noo-noo.

      ¡Abrazo fuerte!

  19. Raquel dijo:

    Graciaaaaassssssssssssssssss, me encanta mi/tu despedida exclusiva.
    Tendré que buscar una para ti, querido oso.
    Abrazos suaves.

  20. Concha Huerta dijo:

    Que bien relatas el tempo de las personas de edad . Tu anciana no solo busca una dirección, busca compañía y poder compartir sus propios sentimientos. me gustó. Un saludo

  21. Ahora mismito firmo con el dedo gordo del pie izquiedo que esa sea la mayor pesadilla que mis ojitos vean. 🙂
    Ciertamente estamos a total falta de atención, independientemente de la edad que se tenga. Los mayores porque son mayores, los niños porque son niños, y los que no son ni mayores ni niños, también reclaman su tiempo de escucha. Se aprovecha la mínima oportunidad para hacerse ver, conversar, es una manera de decir “estoy aquí”. 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Yo también firmaba, Sonrisa, porque no tuviera problemas mayores a ése. Y por vivir con más tiempo para vivir.

      ¿Crees que por eso se abren ‘blogs’? ¿Para que nos escuchen?

      Tal vez…

      • …Tal vez… ahora la pelota está en mi tejado… 🙂
        Cada uno es dueño de su propio tiempo y lo ocupa como mejor le parece. Supongo que cada quien tiene sus motivos para abrir y mantener un blog. Tal vez se inicia sin esperar nada a cambio, como entretenimiento, gustos, pensamientos o temáticas de intereses propios, un lugar que permite expresarse de manera más libre gracias a la “sombra del anonimato”. 🙂

  22. Silvia dijo:

    Hoy te he visitado sin querer despertarte, me he quitado los zapatos para no clavarte los tacones en medio del sueño. Dormías con una mano descolgándose de la cama, abierta, parecía pedir un susurro que te acompañara. Me he acercado hasta tu frente con mis labios, te he dejado un recuerdo. Al despertarnos me has dejado tus zapatillas.

    Alan, yo no sé escribir. Ya lo ves. Pero hace algunos años escribía cada noche antes de dormirme. Gracias por hacerme volver a escribir, aunque sólo sean estas pobres líneas. Un beso en la mejilla.

    (ahhh, que lo que quería decirte es que me ha enternecido tu relato, mucho, que cuando sea mayor quiero que existan personas como tú) 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Que no sabes escribir? Si ese primer párrafo es tuyo, sí sabes escribir. Si tu intención era que me gustara, lo has conseguido con creces. No son pobres esas líneas, haz alguna más. 🙂

      Siempre habrá personas como yo, no soy tan raro. Y personas como tú, seguro. Podemos ser invisibles, pero ahí estamos.

      Saludos.

  23. Rela53 dijo:

    Es un problema cuando se tropieza con alguien con ganas de charlar y, uno con prisa, no es fácil zafarse, tienen una rara habilidad para engancharte, en realidad a mí lo que realmente me molesta es que hagan por sistema una crítica negativa de todo, recuerdo en una ocasión a una anciana que era tan animosa y alegre en sus comentarios que le hice compañía hasta el límite de hora para mí, aún la recuerdo con agrado, ya hace años.
    Saludos.

  24. Alan Rulf dijo:

    Gracias por volver a venir, y por volver a comentar. El verdadero problema es que estamos siempre con prisas. Pero, aparte de eso, reconozcamos que hay personas pesadas. Es así. Pasa en todas las edades. Tampoco es malo, pero cuando te pilla con poco tiempo, pues te descompone.

    Tuviste suerte con aquella señora, cordial, abierta y positiva. Personas así hacen que nos sintamos bien.

    Saludos.

  25. aNa dijo:

    Has descrito a la perfección a un ser entrañable. Una persona que necesita que alguien la escuche, le preste atención,o incluso le pida consejo. Es terrible la soledad impuesta y creo que ese personaje está muy sólo por eso vive en el pasado,donde posiblemente su vida seria mucho mas plena.
    Un micro relato perfecto… como siempre
    Un abrazo

    • Alan Rulf dijo:

      Me ponéis muy nervioso hablando de perfección. Me veis con muy buenos ojos.

      Después de leer todos lo comentarios que ha habido hasta ahora, veo que todos nos sentimos un poco como ella. Me llama la atención las cosas que sabéis de esa mujer. No sé si ya las tenía, o se las habéis otorgado, pero entre todos habéis terminado de perfilar el personaje.

      A mí me complace, y ella os lo agradece.

      Saludos.

  26. Una dijo:

    Me gusta mucho escuchar siempre se aprende algo, pero hay gente que le gusta hablar y hablar y no escuchar. Pero los/as ancianitos/as que empiezan preguntando algo y al final no sabes ni que preguntaban ni que te han contado son encantadores sobretodo si te los encuentras muy de tarde en tarde y alguna vez me pregunto ¿me convertiré en una de ellas?
    Feliz tarde, abrazos.

    • Alan Rulf dijo:

      Puede que te conviertas en una de ellas, y entonces vendrás a mi ‘blog’, y me pondrás comentarios de 6 ó 7 páginas, y tendré que leerlos y responderte, aunque ya tendré la vista cansada y los dedos no serán tan ágiles, porque tendremos muchos años. Me seguirá costando sacar un ‘mito revisado’ nuevo cada lunes, (será normal, después de tantos años, me seguirá pareciendo que quedan muy pocos por poner), pero tendré que hacerlo.

      Saludos.

  27. Mar dijo:

    Por alguna razón que no entiendo, gente desconocida suele contarme sus cosas. A veces querría desconectar, pero en otras descubro verdaderos tesoros (solo aptos para seres con ganas de imaginar). En estos casos me considero afortunada. Nunca saber cuando va a surgir una serendipia o un inicio de ella (y eso me encanta).

    • Alan Rulf dijo:

      Eso es cierto, nunca se sabe, y si no estás abierto a comunicar con nuevas personas, nunca sabrás lo que te habrás perdido, pero te lo habrás perdido.

      Saludos.

  28. Buenas tardes, casi noches. Tristemente a mi tampoco me hace los mandados Freddy en mis sueños. La imagen de la señora del Olmo, me recordó a otras tan memorables, tan dulces, tan tiernas, que quieras o no te dejan un sabor agradable, aunque tambien hay momentos que no son tan oportunos. Jajajajaja me vino a la mente una señora del Olmo que cuando le hablaba por teléfono para recordarle su cita, empezaba a contar todos sus porques, mientras se hacía una larga fila de personas por atender, que me veían con mala cara seguramente pensando “esta mujer colgada en el teléfono seguro hablando con su novio y nosotros muriendonos” SALUDOS OSíN 🙂

    • Alan Rulf dijo:

      Estas señoras del Olmo, es que son el colmo, si se me permite el juego de palabras. De cara al público hay que tener muuuucha paciencia, aunque no te imagino a ti enfadada ni de mal humor. 🙂

      Saludos, Candy.

  29. Pssst…
    Me quito el casco un momentito,

    que todo no van a ser sustancias agresivas…

    Y necesito una dosis de cariñiñito…

    Me sirvo ¿Eh?
    ¡¡¡GRACIAS!!!

    ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

    • Alan Rulf dijo:

      ¿Necesitas cariño? Has venido al lugar adecuado. 🙂

      Y ahora, después de esos abrazos, una historia que entenderás perfectamente.

      Por cierto, si puedes, pasa el lunes por aquí. 😉

  30. Vale… Aunque sea renqueando si eso me paso, que me dejas intrigada y eso no me mola mucho ¿Eh? 😀

    K lo sepas… Marisol

    ¡Muah! ¡Muah!

  31. Emy Tecuento dijo:

    Alan, veo que las imagenes no te desagradan, así que por tu comentario.
    Te deseo que tengas un fin de semana aun mejor que el anterior, ¡si cabe! 😀

    • Alan Rulf dijo:

      Yo creo que hay un momento y un lugar para cada cosa. Igual que no puedes ir a una boda en pijama, no puedes hacer una guerra de almohadas en ‘frac’.

      Dudo que el fin de semana sea mejor que el anterior (es muy difícil), pero espero que sea mucho más descansado.

      Pásalo bien tú también (o descansa, tú eliges).

  32. Alma Enamorada dijo:

    Hola Alan…fijate que en una ocasión me paso al similar…creo que se sienten muy solas y les hace mucha falta con quien conversar…entiendo que siempre andamos con el tiempo medido pero hay que hacer un pequeño esfuerzo …asi hacemos una buena obra no cres?

    Te deseo un lindo fin de semana…gracias por tu visita y comentario:-))


  33. ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

  34. Kathy dijo:

    Al comienzo de la lectura me parecio extraña esa viejecita con uñas tan largas, me imagine una viejecita engañosa, de esas que te encantan con sus palabras y después salen pidiendo algo y no fue así. Entretenido relato, me he encontrado muchas viejecitas como la tuya, con ansias de ser escuchadas, de ser queridas y apreciadas por unos minutos. Un abrazo, es un gusto leerte aunque no sea tan seguido, buena semana de abril.

  35. Pssst… Mira lo que pasa Osito…

    Primero me he asomado a ver que día hace hoy para contártelo, pero la niebla no me ha dejado verlo…
    Y luego he decidido ir a la cocina para prepararte un buen desayuno y he visto un bote que decía:

    Y como hoy estoy en plan obediente… Me he salido…
    Así que he pensado darte ésto… Y si eso tú ya te compras lo que quieras…

    Y con ésto, te pintas un Domingo Feliz
    ¿vale?
    Ala, ahora ven aquí que de el abrazo y los besos no te libras ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

  36. lehahiah0909 dijo:

    Holaaaaaaaaaaa pasaba por aqui y digo..voy a ver a este osito….te traigo una cositaaaaa…es una adivinanza domingueraaaa jejjejjej ale a pensar un ratito…y para que te espabiles primero…..muakkkk
    Atentooooo
    Por un caminito estrecho,

    va caminando un bicho,

    y el nombre de este bicho,

    ya te lo he dicho

    jujujuju …no vale fisgotear por los internetesssssss….

    • Alan Rulf dijo:

      Yo creo que es la primera adivinanza que aprendí, y está al nivel del clásico “oro parece, plata no es…”

      Recuerdo al genial Ángel Garó contándola en televisión con su estilo inconfundible, divertidísimo.

      Saludos, y feliz domingo.


  37. ¡Muah! ¡Muah! ¡Muah!

  38. Pericles dijo:

    Lo que describes, será posiblemente nuestro futuro y por ello cada vez soy más consciente de que nuestros mayores han de ser respetados y, a veces, soportados con amabilidad. Yo lo querría para mí.
    Salu4. Te repondí acerca del Avispón verde.

  39. Ciertamente algunas cotorras son una auténtica pesadilla.

Los comentarios están cerrados.